Cuando se habla de ‘razas’ siempre pasa lo mismo: nuestra amiga la polémica hace acto de presencia. Lo mejor antes de hablar de términos como ‘razas’, lo suyo sería leerse algún libro de antropología. Más allá de eso, cuando se decide obviar la ciencia y la biología, tenemos cosas como las que os traemos hoy.

Hace apenas unos días, saltaban todas las alarmas: el New York Times, uno de los diarios más prestigiosos de los Estados Unidos, publicaba un estudio en el que ‘analizaba’ las razas de las 922 personas más poderosas del país.







Hasta aquí todo más o menos normal dentro de los estándares que se manejan con este tema. La cosa es que, según este estudio, el 80% de estas personas eran de ‘raza blanca’, sin incluir entre ellos a las personas nacidas en la Península Ibérica ni a ninguno de sus descendientes.

Según el estudio manejado por el periódico, ni los españoles ni los portugueses seríamos blancos. Esto, como ya os podéis imaginar, desató una brutal polémica en las redes sociales. Hay opiniones para todo, pero lo que ha estado claro este fin de semana es que la gente está muy, pero que muy enfadada.

René D. Flores, sociólogo de la Universidad de Chicago, fue uno de los académicos que se percató del asunto, centrándose en el ejemplo de John Garamendi. Este empresario y político de origen vasco has sido catalogado como ‘no blanco’. En esa misma línea, Devin Nunes, político de ascendencia portuguesa, tampoco ha sido incluido dentro de este grupo… ¿a qué se debe todo esto?

John Garamendi
Devin Nunes

Más allá del tema de qué necesidad hay de hacer este tipo de clasificaciones, Flores analizó el criterio utilizado por el diario norteamericano para llegar a sus conclusiones… y lo cierto es que es de lo más curioso:




«La regla que parecen seguir es clasificar a cualquiera cuyo apellido suene hispano como no blanco, independientemente de su origen real. Esto explicaría por qué Pablo Isla, el consejero delegado de Inditex, nacido en Madrid, está clasificado como no blanco», explicaba a través de su cuenta de Twitter.

El sociólogo señaló también otro dato que sorprenderá a más de uno: «De manera interesante, el New York Times clasifica a personas con origen en Oriente Medio como el irano-americano Farnam Jahanian o Marc Lasry, que nació en Marruecos, como blancos».

En definitiva, estaríamos hablando de una concepción de la raza que tiene que ver únicamente con el entendimiento cultural que tienen los estadounidenses de este tema:

«la lectura de las señales culturales ibéricas como no blancas y la clasificación de las personas de Oriente Medio como blancas es un fenómeno exclusivamente estadounidense. Este es un buen ejemplo de cómo los límites de «lo blanco», junto con el resto de categorías raciales, cambian con el tiempo y son moldeados por factores sociales y políticos», concluye el investigador.





Aquí os dejamos el hilo original del profesor (en inglés): 

A vosotros, ¿qué os ha parecido este estudio? ¿Qué pensáis de este tipo de clasificaciones en función de la ‘raza’? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.