Rocío Flores es uno de los rostros que más ha cambiado el panorama de la televisión rosa de nuestro país en los últimos meses. Se dio a conocer al gran público cuando entró en la última edición de GH Vip para defender a su padre desde el plató y, desde entonces, se ha convertido en una habitual de Mediaset.

A principios de este mismo año, justo antes de que la pandemia asolase nuestras vidas, la televisiva entró a participar en la última edición de ‘Supervivientes’ y, a pesar de no poder alzarse con el premio final, sí que consiguió levantar a su alrededor una gran legión de fans.

Se ha convertido en una persona muy querida, tanto en la televisión como en las redes sociales, y eso encaja muy bien con su nuevo estilo de vida: mucho más abierto y atrevido. Ahora, Rocío ya no está en la sombra y vive una vida de celebridad por todo lo alto.

La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco, además, ha pegado un gran cambio físico después de su paso por la isla, y ahora se siente más segura a la hora de lucir atrevidas prendas de ropa… y ha caído en lo que todo buen colaborador de Telecinco tiene que caer: las cirugías estéticas.

La joven, desde hace ya un tiempo, ha enseñado los diversos tratamientos estéticos a los que se ha ido sometiendo a lo largo de todo este tiempo. Cada vez cuida más su imagen, aunque ello suponga pasar por quirófano.

Ayer mismo, sin ir más lejos, Rocío se sometió a un doble retoque estético que veremos a continuación, y que podría ser considerado como el más notorio que se ha hecho hasta la fecha.



Recordemos que, tras su paso por Honduras, la influencer perdió más de 15 kilos, cosa que la empujó para, una vez fuera del concurso, intentar mantener la nueva figura que se había forjado en el Caribe.

Ahora, con este nuevo retoque, Rocío ha optado por ‘atacar’ una de las partes de su cuerpo más delicadas: su cara. Para ser más concretos, se ha hecho dos pequeños retoques, en la nariz y en los labios.

Ha sido ella misma la que ha contado lo ocurrido a través de los stories de su cuenta de Instagram: «Lo que me he hecho ha sido ponerme una gotita de ácido hialurónico porque tengo el hueso muy pronunciado. Entonces me lo he puesto para que se ponga la nariz completamente recta», aseguró respecto a su retoque nasal.

Por otro lado, la joven también ha decidido hacerse un pelín de labios «Me he puesto un poquito de ácido en los labios que hacía como año y pico que no me los hacía. El labio molesta un poquito, pero tampoco duele», aseguró.

Lo cierto es que se trata de dos retoques estéticos muy sencillos, los cuales solo requieren de anestesia local, y que pueden realizarse en un máximo de 10-20 minutos, por lo que no se trata de una intervención invasiva ni nada por el estilo.

Y es que las narices perfiladas y los labios carnosos son algo que llama mucho la atención en los platós del corazón de Telecinco… qué le vamos a hacer.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva decisión de Rocío Flores? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Semana.