La mala suerte es parte de la vida de cualquier ser viviente. El azar no siempre está de nuestro lado y, más que intentar evitarlo (nos será imposible), lo que debemos hacer es estar lo más preparados posibles para que, cuando llegue, podamos minimizar las consecuencias. Pero, tarde o temprano, acabará llegando.

Si piensas que eres una persona con mala suerte, lo más probable es que no hayas visto las historias que te traemos a continuación. Lo cierto es que, de una forma u otra, estamos convencidos de que, al final del artículo, te sentirás un poco mejor (así somos los seres humanos con las desgracias ajenas).

1No se puede caer más profundo en la friendzone

Esto fue lo que recibió este chico por parte de su amiga… de la que llevaba toda la secundaria enamorado. Desde aquí, lo acompañamos en el sentimiento.

2Alguien se queda sin película todo el vuelo

Hay que decir que, por lo general, las películas que echan son bastante malas… al final, se trata de ver el vaso medio lleno, ¿no? (Tampoco es que le quede ninguna otra alternativa).

3Alguien se ha quedado sin helado

Esto es lo que pasa cuando la gravedad te ayuda a que no te saltes la dieta. Eso sí. de limpiar ese desastre no te libras.

4Mario tiene dos brazos derechos

Un error garrafal que te arruina por completo un tatuaje que, como resulta evidente, te acompañará toda la vida. Normal que así no se puedan salvar princesas…



5Fumigar el césped

Creo que, para la próxima, lo mejor será consultar con un fumigador experto… y no comprar la primera baratija que encuentres por ahí. Siempre puedes decir que fueron los extraterrestres.

6Yo la admiro de verdad

Cancelaron la fiesta de disfraces y nadie le dijo nada… aun así, ella demostró no avergonzarse en absoluto de su currado disfraz.

7La impresora también tiene un mal día

Al parecer, de tanto imprimir, le pilló una buena resaca y no para de vomitar tinta. Espero que ese pobre diablo se haya llevado un recambio al trabajo.

8Va a tocar pedir pizza

Esta es la prueba de que el secreto de un buen estofado radica en que no te explote la olla.

9El día que descubrió que era alérgico a la picadura de las abejas

Ahora que están tan de moda los labios gruesos este chaval puede sacarle partido a su casi-muerte. Que aproveche la inflamación para sacarse unas cuantas selfies. Será la envidia de las Kardashian.

10Dejar el techo abierto

La ventaja de esto es que, en caso de que tengas mucho calor, no tienes que encender el aire en absoluto… ¡es como si llevases una fábrica de helados contigo! Por lo demás, es una putada como una casa.

11Ya sabemos quién no llegó a la meta

Lo peor de todo es que él siempre había sido el más entregado de todos… pero, en ocasiones, hay que saber mesurarse o el entusiasmo se puede desbordar. He aquí un ejemplo.

12Alguien no podrá tomar su dosis de cafeína…



Jonah Hill, uno de los actores más famosos y divertidos de Hollywood, también tiene días malos… la única ventaja es que, al menos en este caso, se quedó con una foto que ya es historia de Internet.

13Demasiada seguridad no dan, la verdad

De dejaron las llaves dentro del coche y no pueden sacarlas. Espero que, en caso de necesitar a la policía, no me manden a estos agentes.

14Cuando me dicen que no me meta en conversaciones ajenas

Si esta persona quería ganarse la vida como espía profesional, lo cierto es que creo que lo tiene bastante complicado. Como mínimo, suspenso en discreción (aunque un 10 en diversión).

15Ahora necesitas otro coche: a la grúa

Por muchos millones que tengas en el banco, a la Madre naturaleza le da igual.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas desafortunadas situaciones? ¿Algunas vez os ha pasado algo parecido? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Guía del Varón.