La idea tras Instagram era la de tener una red social centrada en las imágenes para que compartiésemos momentos y experiencias con el resto del mundo, pero ha terminado siendo una especie de caldo de cultivo de narcisistas que dictan cuales son los estándares de belleza a los que debemos aspirar.

Ayer os mostramos como Paula Gonu enseñaba a sus seguidores como la postura, la luz y otros factores formaban parte de “la mentira” que en ocasiones se crea en redes sociales. Pero la realidad es que no existe tal “mentira” y que en todas nuestras fotos somos nosotros, al margen de cómo posemos.

Esto es lo que ha querido mostrar recientemente Cristina Pedroche en una publicación suya en Instagram en la que decía: “Todo en la vida es cuestión de perspectiva. Esta soy yo. Esta también soy yo. Y esta, esta de aquí también”.

Una frase que acompañaba un vídeo en el que la colaboradora de Zapeando aparecía posando de distintas maneras haciendo que su cuerpo de viese muy distinto de una foto a otra.

La Pedroche tiene claro cómo funciona la plataforma ya que es muy activa en redes y tiene un gran número de seguidores que hace que cualquier cosa que haga genere revuelo y tenga el potencial de convertirse en noticia solo por el alcance que tiene.

De hecho (y por desgracia), a menudo, muchas de las noticias y comentarios en redes sociales son en relación a su físico. Si está muy delgada, si ha aumentado de peso, si retoca sus fotografías, etc.

Comentarios que, más allá de la intención que puedan tener, pueden afectar mucho a la persona que los recibe y, por eso, conoce de primera mano lo negativo y lo positivo de subir fotos personales en nuestras páginas de Instagram.



A vosotros ¿Qué os parece esta lección que ha querido dar Cristina Pedroche? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: lavanguardia