El maquillarse es todo un arte. No se trata solo de ponerse pote por la cara y ya está… se requiere de mucha más habilidad y dedicación. ¿Quieres parecer maquillada por la escopeta de Homer? Pues no hagas caso a nuestros consejos… ¿quieres llevar el mejor maquillaje que se haya visto en tu barrio? Pues los ejemplos que te traemos a continuación os servirán de ayuda (o eso esperamos, que para algo hemos escrito el maldito artículo):

1Dos caras

Como la vea Christopher Nolan, la ficha.

2Cambio radical

Muchas personas encuentran en el maquillaje la posibilidad de dejar sus complejos atrás.

3Ahora sí

Gracias al maquillaje, finalmente, pudo ser quien siempre había querido ser.

4Más color

Con esto, lo que ha conseguido es estar mucho más radiante.

5Parece otra persona





Es impresionante lo mucho que se puede cambiar con un poco de sombra de ojos de color.

6Ha envejecido 30 años…

O 40… si es que el maquillaje le ha borrado todas las arrugas de golpe (o casi todas).

7En paralelo

Esta es la mejor forma de ver el brutal contraste que se puede conseguir con esta técnica.

8El peinado también es importante

Esta es la prueba de que no solo es importante el maquillaje… tener un buen peinado también puede ser un punto diferenciador en tu estilo.





9La mirada lo dice todo

Es verdad que el maquillaje ayuda, pero la actitud también es fundamental a la hora de cambiar nuestra imagen.

10Adiós a los granos

Una buena capa de maquillaje puede ser fundamental si queremos borrar de nuestra cara esos molestos granos.

11Parece una Bratz

Aquí es cuando se cumple, de forma literal, esa frase de ‘pareces una muñeca’.

12La verdadera Jasmín

Eso sí: nosotros nos quedamos con el impresionante color de sus ojos. Cautivador.

13Se ha convertido en un ser de luz



Si es que ha cambiado por completo. Parece una persona mucho más feliz… al menos en apariencia, claro.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Qué cambio pensáis que es más radical? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir.