En lo referido a las libertades individuales, Egipto siempre ha estado en el punto de mira por sus fuertes restricciones respecto a lo que las personas pueden hacer ‘en público’. En este sentido, en los últimos días, el Tribunal de Delitos Menores de El Cairo ha vuelto a sembrar la polémica al condenar a dos influencers del país y a otros tres artistas por ‘libertinaje’.

Las penas, que acarrean hasta dos años de cárcel y más de 18.000 dólares de multa, tienen su base en que el Comité ha llegado a la conclusión de que las cosas que estos artistas comparten en sus redes sociales personales son, supuestamente, una “incitación al libertinaje” y “una ofensa a los valores familiares del país”. Todo por subir vídeos a TikTok.

Este caso, de hecho, ya es conocido internacionalmente como ‘Las chicas de TikTok’, e involucra a dos conocidas influencers: Haneen Hossam y Mawada al Adham, además de a otras tres personas que administraban sus cuentas, en las que tienen millones de seguidores.

Según se ha podido saber a través de los medios locales, Mawada llegó a desmayarse tras conocer la sentencia, estando inconsciente durante unos largos minutos. La condena, básicamente, llega porque las jóvenes subían a sus redes sociales vídeos de ella bailando y cantando, además de hacer algunas promociones a productos de belleza locales.

Mawada, de 22 años, alegó ante el tribunal que ella subía esos contenidos sin incumplir ningún tipo de norma y sin utilizar lenguaje obsceno u ofensivo. La joven, además, explicó que esos vídeos eran su forma de trabajo, y que los necesitaba para ganarse la vida como influencer y hacerse un curriculum como estudiante de artes visuales.





Haneen, por su parte, se defendió alegando que no hay ningún tipo de mensaje sexual en sus vídeos, y que ni mucho menos son antirreligiosos. Pero lo cierto es que todas estas explicaciones de poco les han servido, ya que el tribunal, igualmente, ha decidido condenarlas. Ellas ya estaban bajo custodia policial desde el pasado 29 de marzo, el día en que fueron detenidas por las autoridades del país.

Después de 4 meses metidas en un calabozo, han tenido que afrontar la decisión judicial que las tendrá encerradas durante dos años de su vida. Se desconoce, de momento, si ellas recurrirán la sentencia. De hecho, se desconoce si es posible recurrir alguna sentencia en este país.

Y es que esta no es la primera vez que pasa algo así. Desde hace unos meses, en Egipto se ha iniciado una especie de ‘caza de brujas’ en contra de los influencers y, actualmente, ya son muchos los que han sido detenidos y condenados acusados de este tipo de prácticas ‘libertinas’ y ‘ofensivas’.

Según las autoridades egipcias, este tipo de contenidos que se produce para las redes sociales es ‘un atentado contra la moral pública’ y que ‘incita al resto a cometer actos indecentes’. De momento, estos son todos los hechos que se conocen.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta noticia? ¿Qué pensáis de esta polémica? Dejádnoslo en los comentarios. 





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.