En España se han realizado muchos realities y, por cada uno de ellos, han pasado famosos fugaces cuyo éxito futuro, en ocasiones, ha sido totalmente desconocido. Eso es especialmente cierto en las primeras ediciones de los programas donde a veces los concursantes no son tratados como merecen.

Este es el caso de la primera edición de Operación Triunfo cuyos 16 participantes se enfrentaron al programa sin saber cómo evolucionaría y el impacto social que supondría y, con el tiempo, han surgido algunas de las partes más sombrías del reality.

Recientemente, Alex Casademunt ha hecho una entrevista con Jordi Anjauma en ‘El Trono de sensaciones’ de 8TV donde ha hablado de la realidad detrás de Operación Triunfo, especialmente de la parte económica.

«No nos sentimos ningún concursante de ‘Operación triunfo’ bien pagado, te regalaban una maleta Roncato para que se viera bien, pero del contrato millonario que estaba firmado por detrás no veíamos ni un céntimo”.

 

«Fiat Estilo y Multiópticas (…) pagaban un dinero incalculable y a nosotros nos faltó muchísimo dinero en publicidad y todo. En el pastel a mí me tocaban 2000 y yo me llevé 200, entonces faltó mucho dinero».

Según Alex, no se sintió explotado porque aprendió mucho, pero dice que, finalmente, trabajaron muy duro y obtuvieron poca recompensa.



Pero Casademunt no solo ha hablado de la parte monetaria de OT, sino que también ha comentado otras polémicas como la que hubo detrás del himno de la primera edición del programa.

«El auténtico creador para mí de la melodía de ‘Mi música es tu voz’ es Naím Thomas, Juan Camus era el veterano y le gustaba hacer sus momentitos televisivos y escribió estrofas».

Además, también criticó a Alejandro Abad, un productor español que colaboró con el programa, y dijo que «fue un oportunista al que le cayó este hitazo del cielo» refiriéndose a la producción del himno de esa edición.

«Alejandro Abad lo primero que consiguió en su vida fue coger al pobre David Civera y hacerle un contrato blindado al 50 por ciento que hizo a Alejandro millonario«, dijo.

Como podéis comprobar, la vida de los extriunfitos no es tan prometedora como uno podría esperar y se ven sujetos a estafas y abusos parecidos a los que otras personas pueden encontrar en su puesto de trabajo.

Vosotros, ¿creéis que la situación de los participantes de OT sigue siendo parecida? ¿Pensáis que el programa debería velar más por sus participantes una vez terminado el concurso? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: formultatv