¿Te imaginas a DiCaprio como el Joker en la última película del personaje? Esto, que puede sonar a fantasía (más aún teniendo en cuenta que Phoenix se llevó el Oscar por su interpretación), podría haber sido realidad… y es que, en la mayoría de ocasiones, son muchos los actores que se postulan para un mismo personaje, pero no todos lo consiguen.

Hoy, repasaremos la historia de actores y actrices a los que les ‘robaron’ un papel delante de sus narices, y que podrían haber cambiado por completo a grandes éxitos del cine.

1Leonardo DiCaprio como el Joker (Joker, 2019)

Como ya os contábamos, este papel cayó en Joaquin Phoenix, quien hizo un trabajo magistral que le valió el máximo galardón que entrega Hollywood. Todos los rumores sobre esto surgieron cuando Scorsese se apuntó como productor de la cinta. Al parecer, él quería a DiCaprio. Cuando Phoenix fue escogido, Scorsese se retiró y Todd Phillips no permitió que nadie le cambiase a su protagonista.

2Kate Winslet como Sarah Churchill, duquesa de Marlborough (La favorita, 2018)

Ella es una de las actrices que más trabaja en la actualidad, y esa agenda tan ocupada le impidió hacer este papel. Tuvo que elegir entre ‘La Favorita’ o ‘Wonder Wheel’… y acabó escogiendo a Woody Allen.

3Tom Hardy como Jafar (Aladdin, 2019)

Guy Ritchie ya había trabajado con Hardy en RocknRolla, pero, cuando surgió por Internet el rumor de que Tom daría vida al malo de la película, los mensajes negativos y las acusaciones de que querían ‘blanquear’ al personaje echaron para atrás cualquier tentativa de incluirlo.

4Emma Stone como Meg March (Mujercitas, 2019)

Greta Gerwig, directora de la película, quería a Stone como una de las hermanas March, pero el hecho de que la actriz estuviese obligada a promocionar ‘La Favorita’ le impidió participar en el rodaje, obteniendo así Emma Watson su personaje.



5Chris Evans como Danny Torrance (Doctor Sueño, 2019)

La cosa es que Chris no pasó el casting. Stephen King es muy exigente con los actores que dan vida a los personajes de sus películas… y en este caso no quedó nada convencido. El papel, como ya sabréis, lo obtuvo el magnífico Ewan McGregor.

6Katee Sackhoff como Daisy Domergue (Los odiosos ocho, 2015)

Aquí el problema es que, al parecer, Katee era demasiado joven para el personaje. Para Tarantino, en cambio, Jennifer Jason Leigh encajaba mucho mejor. Es una lástima, porque ella ya estaba casi dentro de la película, incluso ya se sabía gran parte del guion.

7Joaquin Phoenix como Kevin Crumb (Múltiple, 2016)

M. Night Shyamalan, director de la película, ya había trabajado con Phoenix en Señales y el bosque, y ya estaba casi dentro de la película… hasta que la abandonó alegando que tenía ‘otras cosas que hacer’. Finalmente, ficharon a James McAvoy, y lo cierto es que ahora cuesta imaginarse a otro actor en ese papel.

 

 

8Aaron Taylor-Johnson como Gary “Eggsy” Unwin (Kingsman: El Servicio Secreto, 2015)

El actor, aunque era la opción favorita del director, no pudo asistir al rodaje porque se encontraba en pleno proceso de filmación de ‘Godzilla’. Esto hizo que Matthew Vaughn, director de la cinta, conociese a Taron Egerton y se quedase prendado de su talento. Hoy, ya cuenta con una nominación a un Oscar y con un Globo de Oro.

9Saoirse Ronan como Queenie Goldstein (Animales fantásticos y dónde encontrarlos, 2016)

Saoirse, que es una maravilla como actriz, no pasó el casting. Al parecer, fueron muchas las actrices que intentaron hacerse con el papel, incluidas Lili Simmons y Dakota Fanning, pero fue Alison Sudol, la más desconocida, la que más acabó convenciendo.

10Sean Penn como John Fitzgerald (Revenant: el renacido, 2015)

Penn fue el elegido originalmente para este personaje, pero su apretada agenda le hizo tener que rechazar el papel, por lo que Alejandro Iñárritu tuvo que buscarse la vida… y acertó de pleno con Tom Hardy.

 



 

11Beyoncé como Ally (Ha nacido una estrella, 2018)

Aquí no voy a ser objetivo: esta es una las mejores películas de los últimos años, y lo que hace Lady Gaga no tiene nombre. A pesar de esto (y ya calmándome un poco), Beyoncé fue la elegida originalmente para este personaje… pero se quedó embarazada y decidió abandonar el proyecto que, por cierto, iba a ser dirigido originalmente por Clint Eastwood.

Cuando Bradley Cooper tomó el mando de la producción, no dudó en rogarle a Gaga que se uniese a la película. Por suerte para todos, aceptó.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas casi-elecciones? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Señoras que.