La complejidad de las relaciones amorosas es algo que hemos tocado muchas veces y que, con casi total seguridad, todos los que estéis leyendo esto ya lo sabréis de sobras. Por lo general, si la relación va bien, tendemos a verlo todo de color de rosas… pero, ¿qué pasa cuando la cosa no va tan bien? ¿Qué pasa cuando ‘lo que va mal’ no es tan evidente? Pues que, poco a poco, podemos irnos sumergiendo en una relación tóxica.

Este tipo de relaciones pueden acabar siendo muy perjudiciales para nosotros. Puede que, al final, las cosas se arreglen, pero también puede que no y que, lamentablemente, acabemos psicológicamente destrozados al final de la misma.




Por eso, hoy os daremos algunos tips muy útiles para recuperarnos de una relación tóxica que, de una forma u otra, nos sigue pesando.

1Desintoxicarse




Desahogarnos y externalizar nuestras emociones es fundamental. No tengas miedo a llorar o a tirar todos los recuerdos que te unan a esa persona a la basura, es un proceso doloroso pero que, a largo plazo, será lo mejor que puedas haber hecho.

2Métete en la cabeza que no vale la pena

Puede que una de las primeras cosas que se te pasen por la cabeza una vez hayas tomado la decisión es que te has equivocado… pero no es así: has hecho lo correcto ya que, todo lo que no suma, resta, y tu salud mental es lo más importante.

3La autoestima

Lo más probable es que, después de una mala relación, nuestra autoestima esté por los suelos. Es fundamental trabajarla para poder afrontar nuestro futuro más fácilmente y no volver a caer en lo mismo.

 


 

4Los caprichos son importantes

Ahora es momento de que te cuides y, en ese sentido, date los caprichos que consideres necesarios. Ámate todo lo que puedas y con todo lo que puedas, aunque creas que es demasiado. Ya llegarán etapas en las que quieras algo más de calma y control.

5Quiérete

Tienes que recuperar las fuerzas que otras personas te quitaron. No dejes que opiniones de ningún tipo hagan mella en lo que tú sabes que vales y en el amor propio que te tienes. Cualquier inseguridad que tengas, abrázala, porque el primer paso para poder superarla es reconocerla y no tenerle miedo. Tienes que saber que esto solo tiene un final: tu victoria.

6Haz solo lo que te guste hacer de verdad

Una relación tóxica puede hacer que nos olvidemos de hacer lo que realmente nos gusta… pero eso se ha acabado. Así que ponte las botas, porque todo lo que hagas a partir de ahora lo harás solo porque así te lo pide el cuerpo.





7Momento de (re)descubrirse

Ya no eres la misma persona que antes, por lo que debes volver a explorarte y, por lo tanto, a descubrir cuáles son tus necesidades y qué es lo que sientes en este punto de tu vida. ¿A qué aspiras? Ahora es momento de que estés a solas contigo mismo.

8La soledad

Hay mucho que disfrutar en la soledad, por más que nos obsesionemos por estar siempre acompañados. Cuando no hay nadie a tu alrededor, solo puedes escucharte a ti mismo, y eso es fundamental para que la autoexploración emocional sea efectiva. ¿Alguna vez has ido solo al cine? ¿Y a tomarte unas copas? Descubrirás que no está tan mal como podría parecer.

9Momento para las amistades

Por lo general, en las relaciones tóxicas acostumbramos a alejarnos de nuestro círculo de amigos. Es momento de que los recuperes y pases tiempo con ellos. Cuéntales tus penurias, pero también escucha las suyas; no estás solo en esto.

10La ayuda es necesaria

Si sientes que es demasiado peso para llevarlo en soledad, no dudes en pedir ayuda. El psicólogo suele ser la mejor opción, y te dará los tips que necesites, adaptados al momento exacto de la situación emocional en la que te encuentres.



A vosotros, ¿qué os han parecido estos consejos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Ok Chicas.