Resumiendo mucho (y asumiendo que los expertos nos saltaréis al cuello), la filosofía hindú se basa en gran parte en la capacidad de individuo para mantener los secretos a salvo. Se trata de una filosofía basada en la reflexión de los problemas derivados de todas aquellas cosas que nunca deberíamos decir, pero que, en cambio, sí están en nuestro interior.

Hoy, repasaremos 6 cosas que, según la filosofía hindú, deberíamos mantener en total secreto:

Alardear de los actos caritativos

Según la filosofía hindú, si hacemos algún acto caritativo, lo correcto es mantenerlo en secreto y, sobre todo, no presumir de ello. Cualquier acto de este tipo está muy bien visto… siempre y cuando no lo utilices como una especie de ‘herramienta de promoción personal’. En ese caso, el acto quedaría totalmente desvirtuado.

Cuidado con el conocimiento espiritual

Está perfecto que seas una persona espiritual… pero lo mejor es que te lo guardes para ti. La espiritualidad, en la filosofía hindú, es considerada como un tesoro que no se debe compartir con los demás, por lo que debes quedártela para ti y utilizarla para tus reflexiones personales.

Guárdate tus intimidades

Todo lo que pertenezca a tu vida íntima debería estar para siempre dentro de ti. No es algo con lo que debas presumir en ningún sentido y, según la filosofía hindú, hacerlo es algo verdaderamente perjudicial a nivel espiritual.

Los problemas familiares

Este es un tema bastante delicado… y es que, según la filosofía hindú, todo lo que ocurra en familia debe quedar en familia. Según esta corriente filosófica, contar un problema hace que, a la larga, este ‘aumente de tamaño’ y que, por lo tanto, empeore. En ese sentido, lo que se premia es la discreción y la resolución de los problemas dentro del propio núcleo familiar. Evidentemente, aquí hay mucho que debatir.



Guárdate lo que oigas

Eso de ir cotilleando las cosas que oyes, en esta corriente filosófica, está muy mal visto. Aunque alguien no te cuente un secreto directamente, pero tú lo escuches por casualidad, tu deber será guardarlo como si te lo hubiesen confiado.

Tus proyectos, en secreto

Según esta filosofía, tus proyectos personales deberían permanecer en secreto hasta que los lleves a cabo, ya que la gente podría intentar ponerte palos en las ruedas. La gente puede buscarle defectos a tus planes y, así, corres el riesgo de tirarte para atrás y acabar dejando proyectos que, a la larga, podrían haber sido provechosos.

No es que esté mal pedir consejo a los demás, ya que puede ser beneficioso para nuestro aprendizaje vital, lo que, según esta filosofía, está mal, es no guardarse nada para uno mismo y exponer todo a los demás, con lo que ello comporta.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos elementos de la filosofía hindú? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Rolloid.