Frente a la cámara, pocas veces saldremos completamente naturales (a no ser que un amigo o amiga nos pille desprevenidos) y hay muchas personas que no se sienten del todo cómodas. La cámara intimida, y consecuentemente a la hora de inmortalizar un recuerdo, hay gente que no sabe muy bien qué hacer con su cuerpo (como una servidora). Como resultado, la foto puede reflejar cierta rigidez y falta de relajación; y es que si te sientes incómoda, te verás incómoda.

Es por ello que hoy os traemos unas sugerencias de la mano de la experta @bonnierzm que tal vez os pueden venir bien para sentiros y lucir más cómodas al posar. Quizás no te funcionan todos, o incluso ninguno; considera los que creas oportunos, ensaya, prueba y si no te sientes cómoda, prueba cosas nuevas. En cuanto a formas de expresarse en una imagen, no existen los límites. ¡Vamos allá!

1Eliminar presiones y relajarnos

Cuando no nos sentimos cómodos del todo delante del foco, solemos crear presión en nuestros brazos, por ejemplo apoyándonos en otra parte de nuestro cuerpo. Lo mejor es relajarnos; sin presiones ganaremos en seguridad.

2El look de ‘me acabo de levantar’

Puedes posar con algún objeto que tengas por la zona (recién levantada, como no sea un cojín, un peluche o tu gato que viene a darte los buenos días…).  Recuerda que todo son buenas opciones siempre que a ti te gusten.

3Y la típica foto ‘desprevenida’

Ella recomienda colocar nuestro brazo a un lado, de manera que creamos un triángulo, y a partir de eso cómo a ti te guste. Por ejemplo, así puedes darle un toque más ‘postureo’.

4Fíjate en tu entorno y úsalo

Por ejemplo, podemos ayudarnos de un balcón, una valla o un banco en lugar de tener los dos brazos pegados al tronco.





5Inventa evitar cubrir tu cuerpo

No tengas miedo pero tampoco te sientes forzada a ello; todos tenemos inseguridades. En la izquierda, fijándonos en el lenguaje no verbal, transmite cierta inseguridad a diferencia de la imagen de la derecha.

6Dejar la timidez a un lado

En la primera imagen, aferrándose a su cuerpo transmite cierta timidez e inseguridad; en la segunda, en cambio, alejándose de su cuerpo parece mucho más segura y elegante.

7Jugar con las piernas

En lugar de mantenerlas juntas y rígidas, puedes colocar una por delante de otra transmitiendo una postura mucho más natural.

 





 

8Sé natural

Una sonrisa natural, en un momento en que estés disfrutando; siempre es una opción buena.

9Prueba diferentes ángulos

Por ejemplo, aquí Bonnie juega con las vallas y una nueva perspectiva.

Puedes probar estos trucos o experimentar con otras poses  que te vengan a la mente; estudiar cuáles te gustan y cuáles no, y a partir de ahí todo es cuestión de probar. Y recuerda: ¡lo importante es que tú te sientas cómoda y a gusto!

pose posing GIF by Zara Larsson

¿Os han ayudado estas sugerencias? ¿Tenéis algún truco que queráis compartir? 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: boredpanda