‘La Isla de las Tentaciones’ fue la revelación televisiva de la primera mitad de este movidito año. Cuando Telecinco anunció el programa, nadie se esperaba que acabaría por convertirse en el bombazo que resultó ser… y con razón. Si algo no le faltó a ese reality fueron polémicas, infidelidades y puñaladas traperas… todo lo que se le pide a un programa de Telecinco, vamos.




La cosa es que, de aquella primera edición, fueron pocas las parejas que sobrevivieron juntas y, más allá de que Fani y Christofer fuesen los protagonistas indiscutibles, hubo otros dúos que también destacaron, en particular el formado por nuestra protagonista de hoy, Susana Molina.

Su ruptura al final del programa con Gonzalo Montoya fue, probablemente, la más triste de todas. Él, por su parte, seguía enamoradísimo de ella… pero Susana había sentido que el amor, en su caso, se había acabado.




Ella, después del programa, empezó a mantener una vida bastante discreta y, a pesar de salir en algunos platós y explicar alguna que otra curiosidad de su vida en su canal de Mtmad, siempre intentó mantenerse un poco al margen de las grandes polémicas.

Mucho se ha especulado de su situación sentimental después de la ruptura con Gonzalo. Se ha dicho muchas veces que su corazón ya estaba ocupado de nuevo por otro amor, pero no se sabía nada con certeza… y puede que eso se haya acabado al fin.

En las últimas semanas, Susana ha estado compartiendo algunas imágenes de su escapada a Canarias, en la que ha compartido grandes momentos junto a su amiga del alma, Anabel Pantoja.




La influencer ha compartido varias imágenes de fiesta y en la playa, demostrando que, si algo no ha perdido, es su capacidad de pasárselo bien. Pero, hace muy pocas horas, compartió una foto que podría darle un vuelco por completo a su vida.

View this post on Instagram

🌅

A post shared by Susana Molina (@susana_bicho90) on

¿Puede que Susana acabe de confirmar que tiene nueva pareja? La exconcursante de ‘La Isla de las Tentaciones’ subió una imagen en la que aparecía abrazada a un chico mientras le acariciaba la espalda y, de fondo, sonaba la canción «no me sueltes más»… no es que seamos unos genios del espionaje, pero las pistas parecen claras. Ella, por su parte, se limita a mirar a cámara con unos ojos que lo dicen todo.

Para redondear todo esto, momentos antes de compartir esta imagen, Molina compartía un texto que podría resultar también bastante esclarecedor: «los grandes cambios siempre vienen acompañados de una fuerte sacudida. No es el fin del mundo es el inicio de uno nuevo»… ¿podemos tomarnos esto como una confirmación, entonces?

Vosotros, ¿qué pensáis? ¿Lo veis claro o pensáis que estamos locos y paranoicos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.





Fuente: Lecturas.