El confinamiento nos ha cambiado mucho. Como hemos podido ver a lo largo de estos meses, el encierro le ha servido a muchas personas para romper algunas barreras que se había autoimpuesto, y dar un paso adelante, hablando abiertamente de qué es aquello que no las hace felices. El coronavirus, en parte, nos ha quitado el miedo a no ser felices… y es que, aunque parezca absurdo decirlo, no siempre podemos estar bien.

Nuestras emociones internas son muy complejas y no se limitan al ‘blanco y al negro’. Estar tres meses encerrados nos ha ayudado a hacer una exploración introspectiva mucho más profunda y que, por lo tanto, detectemos y analicemos cosas de las que antes, quizás, ni nos percatábamos.

En este sentido, es muy importante ver que hay celebridades con mucha repercusión que, sin tapujos, hablan de esto y explican que su vida, aparentemente llena de éxito y felicidad, no siempre es así. Son humanos y, como tales, también tienen que pasar por el carrusel de emociones que dota de complejidad a nuestra especie.

View this post on Instagram

Los Serrano. Capítulo 148: El encuentro fortuito en nuestra “vuelta a casa”! 🥰 Hacía 5 meses que no pisaba Madrid y, mira tú por dónde, a la primera persona que me encuentro, es a mi @lalias3 que, de toooodos los vagones del tren y de tooodos los asientos y horarios posibles, ¡tenía que ir a parar al nuestro! Minutos antes de verle entrar por la puerta estaba hasta nerviosa por reencontrarme después de tantos meses con mi familia, no había dormido y me había imaginado el reencuentro una y otra vez! (Que, por cierto, ha sido increíble.. Ay, la familia…❤️) el caso es que @lalias3 nos ha amenizado el camino y se me ha pasado volando!!¡Ha sido el mejor recibimiento que podíamos tener! Te Ai lov iu, Pichu! PD: la foto bien podría ser del capítulo final de Los Serrano! Y no hubiera sido mal final(aun que a Diego le hubiera dado un infarto!😂☝️) 📸by @marc_clotet

A post shared by Natalia Sánchez (@natasanchezmol) on

El caso de Natalia Sánchez es un muy buen ejemplo de cómo una celebridad, a través de su historia, sirve de apoyo para muchas otras personas que, desde el otro lado, se sienten identificadas con ella.

“Quería compartir con vosotras y con vosotros algo de lo que he hecho partícipe a todo mi entorno durante todo este confinamiento pero que todavía no había tenido oportunidad de contarlo y creo que es algo muy necesario y muy útil”, comentaba la actriz a través de los stories de su cuenta de Instagram.

La actriz también reveló que su relación con el mundo de la psicología había empezado a una edad muy temprana, un par de años antes de protagonizar ‘Lo Serrano’ y dar vida a Teté.

“Yo llevo desde los once años haciendo terapia, yendo al psicólogo y haciendo terapias de todo tipo. Es algo que en mi casa se ha hecho siempre y que a mí me ha ayudado un montón. Es importante tener herramientas para saber cuidar de nuestra salud mental y emocional”, comentaba la intérprete quien, además, recomendó una aplicación de psicología que podría ayudar a muchas personas que, por culpa de la cuarentena, necesiten algún tipo de terapia.





Y es que Natalia siempre ha estado comprometida con mostrar la ‘cara B’ de la vida de una celebridad. Hace dos años, cuando fue madre por primera vez, procuró mostrar todos los ‘recovecos’ y ‘secretos’ de la maternidad, los cuales no siempre son agradables.

Recientemente, Natalia fue madre por segunda vez, y no ha dudado en enseñar también lo que es ser madre de dos niños que apenas se llevan un año de diferencia. Hay momentos buenos, pero otros que no lo son tanto, y es importante que la gente lo sepa para poder sentir que no están solos en eso. Además, para ella también es una forma de terapia.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de Natalia? ¿Pensáis que este tipo de ‘revelaciones’ son importantes para visibilizar la importancia de la salud mental? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Divinity.