No hace mucho que terminó Supervivientes 2020 pero ha sido el tiempo suficiente para que Rocío Flores, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, haya realizado una sorprendente transformación física y haya adelgazado muchísimo.

Solo en Honduras perdió 15 kilos y, después de eso, ha cuidado su salud y su bienestar emocional haciendo que su mirada desprenda belleza interior y exterior.




La joven se encuentra en un buen momento sentimental tanto en relación con su pareja Manuel Bedmar como con su familia y amigos. Además, sigue cuidado su aspecto físico y, de hecho, hace unos días vimos cómo visitaba un conocido centro de estética y peluquería en Málaga para continuar sus tratamientos habituales.




Tanto ella como su chico fueron al centro, especializado en tratamientos de estética facial y corporal, láser y solárium, a someterse a una sesión de rayos uva y mantener ese moreno que Rocío consiguió después de tres meses en la isla de Supervivientes (Cayos Cochinos).

Supervivientes es un reality muy intenso que cambia a muchos de los que participan, sobre todo a aquellos que pasan mucho tiempo en la isla. Por ello es normal que la Rocío que ha salido del programa sea mucho más feliz y segura de sí misma de lo que era antes de entrar.

Muchos os disteis cuenta de que, cuando empezó el concurso, Rocío Flores no se quitaba la camiseta en ningún momento porque no se sentía suficiente segura y ocultaba su cuerpo con grandes camisetas para no salir en bañador por televisión; de hecho, su padre revelaba en Sálvame lo acomplejada que estaba por su aspecto físico.

“En su momento he tenido alguna conversación con ella con respecto al sobrepeso, que también viene por problemas de tiroides y ansiedad y demás. Y ella siempre huye de esa conversación porque le dueleLe duele hasta el extremo de terminar llorando. Y soy su padre, así que imagínate el cariño con el que puedo llegar a hablarle”.




Por suerte, con esfuerzo y dedicación a sí misma, Rocío está logrando resolver todos esos problemas y, como decía el anuncio “se nota por dentro y se nota por fuera”.

Vosotro, ¿qué opináis del cambio de Rocío Flores? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: semana.es