Ya sabemos todos donde va a realizar Rafa Mora sus prácticas de periodismo; de hecho, solo unos días después de anunciar que había aprobado selectividad y que quería ser periodista, Sálvame ya le ha puesto a pie de calle a hacer de reportero.

Su primer trabajo consistió en intentar hablar y medias con los okupas que tiene Mónica Hoyos en su piso, pero la cosa no salió bien y tuvo que abandonar el edificio para no tener un encuentro con la policía.

Según contaron, una mujer que le alquiló uno de sus pisos a Mónica Hoyos le adeuda las cuotas desde el mes de noviembre. Ella está dispuesta a “perdonar” la deuda acumulada, teniendo en cuenta también que algunos de esos meses han sido durante el estado de alarma, pero solo en caso de que abandone la casa. Algo que de momento no parece que vaya a ocurrir.

Rafa Mora acudió al lugar con la mejor de sus intenciones y también con las cámaras de Sálvame, pero los vecinos, como también es lógico, no quisieron permitir un desalojo televisado.

Auxiliadora (así se llama la inquilina) no quiso atender a Rafa ni al hermano de Mónica Hoyos, Rubén, quien también quería colaborar. El hermano de la peruana, a petición de la gente de plató, empezó a hablar en inglés por si en el piso había alguien que no entendía el castellano.

 “No quiero incomodarla, solo he venido a mediar”, decía en repetidas ocasiones el reportero debutante, pero los vecinos del edificio no se sentían cómodos con la presencia de las cámaras y, finalmente, amenazaron con llamar a la policía así que, finalmente, desde plató les recomendaron que terminasen el reportaje y abandonasen el edificio.





Esperamos que el siguiente reportaje de Rafa sea un poco más cómodo y agradecido ya que en ocasión la situación ha sido un poco peliaguda y puede que haya sido un inicio un tanto tumultuoso aunque, como periodista, le terminará tocando realizar todo tipo de reportajes y noticias.

Vosotros, ¿cómo creéis que lo ha hecho Rafa Mora? ¿Creéis que era el reportaje “correcto” para iniciarse? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: lavanguardia