Laura Escanes es una de las influencers más relevantes y queridas de nuestro país. La instagramer, a lo largo de estos últimos años, ha conseguido labrarse una fama bastante sólida, convirtiéndose en uno de los referentes a la hora de hablar de moda y estilo de vida.

La modelo catalana, además, ha mostrado siempre una gran cercanía con sus seguidores… y este es uno de los principales motivos por los que la quieren tanto: la autenticidad es muy escasa en las redes sociales, pero Laura sabe ofrecer unas buenas dosis.




Hace cosa de un mes, os contábamos que Escanes se había sometido a la que, según ella misma explicaba, era la operación que más tiempo llevaba queriéndose hacer y que, por miedo, no había realizado hasta el momento: un aumento de pecho.




La celebridad explicó también que ha esperado ahora, cuando ya ha pasado un tiempo del nacimiento de su hija Roma, para lanzarse por fin a cumplir el que era uno de sus sueños. La influencer también contó que, debido al posoperatorio, estaría un tiempo alejada de las redes para poder recuperarse.

“No sabía si contar esto porque es un tema muy personal. Al final, esconderlo era como engañaros o no decirlos la verdad. He decidido contarlo. Hace unos días me operé del pecho y ahora estoy en casa”, explicó Laura en un vídeo por aquel entonces. “Estoy bien, ha salido todo bien. Es una operación que llevaba muchos años pensando en hacérmela. Después del embarazo, las dudas y las ganas aumentaron bastante», relató desde la oscuridad del salón de su casa.

Ahora, parece que ya está de vuelta al 100% de sus capacidades (y podemos ver al fin el resultado de la operación).

La joven se encuentra en Menorca de vacaciones con su marido, el publicista y presentador Risto Mejide, compartiendo sus primeras vacaciones de verano con su hija Roma.




En su perfil de Instagram, la influencer ha compartido una fotografía en la que, ahora sí, se puede apreciar claramente el resultado de la operación. Laura está posando en bikini mientras se baña en las cristalinas aguas baleares, en medio de lo que parece una de las famosas calas de la isla.

No hace falta ser un experto en cirugía plástica para darse cuenta de que el cambio que se aprecia es más que evidente.

Desde que Laura había dado a luz hace nueve meses, no habíamos vuelto a verla en un posado en bikini, por lo que es la primera vez desde entonces que muestra así su cuerpo… y el aumento de pecho es notorio.

Esto queda todavía más claro cuando la comparamos con otras fotografías similares de antes de la operación:

La diferencia es más que evidente, cosa que es lo normal (lo extraño sería aumentarse el pecho y tenerlo más pequeño).





A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva imagen de Laura Escanes? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.