Carla Barber es una de las celebridades del momento. La canaria tiene una carrera que se remonta a una década en el pasado, cuando ganó Miss Las Palmas 2010 y optó a Miss Mundo 2011 representando a nuestro país. A lo largo de estos años, la modelo ha hecho de todo: desde estudiar medicina y especializarse en intervenciones estéticas, hasta empezar una relación con el que es uno de los televisivos de más actualidad, Diego Matamoros.

Ella, además, tiene su propia clínica estética desde 2017 y, al parecer, esta es una de las que más ha crecido en el sector últimamente. Por todo esto, Carla tiene una relación muy estrecha con el mundo de las cirugías estéticas.

Barber nunca ha ocultado (tampoco podría) el hecho de que se ha retocado su cuerpo por motivos estéticos en diversas ocasiones. Sabemos que se ha retocado la nariz y que se ha modificado ligeramente la forma de la mandíbula, para tenerla algo más ‘fina y alargada’. También se ha hecho pequeños retoques en los labios, en los pómulos y en muchas partes más del cuerpo que, de enumerar una a una, no acabaríamos hoy.

Ojo: y a nosotros nos parece perfecto; que cada quien haga lo que crea conveniente con su cuerpo (lo especificamos porque luego la gente se vuelve loca en los comentarios…).

La cosa es que ahora, con motivo del ’10 years challenge’, la exsuperviviente ha decidido mostrar a sus seguidores cómo ha sido el antes y el después de su rostro a lo largo de todo este tiempo… y es verdaderamente sorprendente.

La cirujana ha publicado una foto en sus redes sociales en la que, por un lado, podemos verla a finales de 2010 con su rostro ‘original’ (por decirlo de alguna forma) y, al otro lado, su rostro en la actualidad, el cual es sustancialmente diferente. Nosotros, sin ser expertos en cirugías estéticas, nos atrevemos a señalar que los cambios son más que evidentes.

En la primera de las imágenes lo que vemos es a una joven ‘estándar’ con un rostro más ‘natural’, mientras que, al otro lado, vemos un rostro que ha pasado por varias intervenciones, y que presenta unos rasgos más marcados.

Ella, que nunca ha negado uno solo de los retoques que se ha realizado, está más que contenta de cómo ha conseguido moldear su rostro y, por lo tanto, lo luce con orgullo, como una forma de mostrar a sus seguidores lo que, para ella, es un logro personal.





View this post on Instagram

10 years challenge 💉 2010-2020

A post shared by Dr. Carla Barber – Antiaging (@dr.carlabarber) on

Evidentemente (y como se puede ver en la zona de comentarios), son muchos los seguidores que elogiaron el cambio de Barber… pero también han sido muchos los que han criticado la gran cantidad de retoques, esgrimiendo que transmitir esa imagen puede ser negativo para personas que tienen inseguridades con su físico.

Como ya os podéis imaginar, este es el eterno debate con el tema de las intervenciones estéticas… pero eso ya os lo dejamos a vosotros.

¿Qué os parece el cambio que ha pegado Carla Barber a lo largo de todo este tiempo? ¿Sois de los que pensáis que ‘adelante’ o de los que, por el contrario, creéis que hay líneas que no se deben cruzar? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.