Pasar por el quirófano para retocar una parte de nuestro cuerpo es una actividad cada vez más habitual. La estética cada vez está más presente en nuestras vidas (las redes sociales tienen culpa de ello), y la gente, si ve que puede tener el aspecto que desea, puede sentirse tentada a gastarse un dinero en cumplir su sueño.

Esto, que no es nada malo a priori, puede llegar a convertirse en un problema… y es que ya sabéis que el veneno está en la dosis. Hoy os traemos unos cuantos ejemplos de personas que no fueron nada discretas con sus cirugías plásticas.

1Su intención era parecerse a Ken

Y lo cierto es que, más o menos, lo ha conseguido… solo que ha tenido que reestructurarse la cara por completo. Y se le nota.

2Siempre había pensado que sus labios eran ‘demasiado’ finos…

Después de meterse unos cuantos litros de ácido hialurónico, lo cierto es que, al menos de eso, ya no se podrá quejar. Eso sí: te da un beso y te absorbe.

3Se ha hecho muchos retoques…

Pero os dejamos a vosotros que detectéis cuál fue el más notorio… una pista: es bastante evidente.

4Se ha cambiado por completo

Desde muy pequeña, ella quería ser una Barbie y, con los años, se fue realizando cirugías para acercarse a su objetivo… actualmente, parece una persona totalmente diferente… ¿creéis que se parece a la famosa muñeca?





5Le ha picado una abeja

Llega un punto que tiene que ser hasta complicado comer algo con los labios así… ¿pueden separarse lo suficiente como para meter una patata frita? Nunca lo sabremos…

6Solo se ha retocado los labios

Defender que cada uno haga lo que quiera con su cuerpo es algo que va por delante de todo… pero siempre que no se ponga en riesgo nuestra salud. Ponerse tanto ácido hialurónico en los labios no puede ser bueno.

7Se le ve el cartón

Algo me dice que esos abdominales no son fruto de muchísimas horas de deporte… llamadme loco si queréis.

 





 

8¿El hombre más fuerte del mundo?

Lo cierto es que no: aunque el título del ‘hombre con más winstrol inyectado en los bíceps’ no se lo quita nadie.

9Cuando sacas la cara por el descapotable en marcha

Se te queda la cara como si te la estuvieses estirando con unas pinzas por detrás.

10Por favor, no os hagáis esto

Creo que es una de las intervenciones más ‘malrolleras’ que alguien se puede hacer… lo peor de todo es que NUNCA queda natural… ¿quién se lo va a creer?

 



 

11Se ha pasado con los pómulos

Bueno, en este punto, lo cierto es que ya nada nos sorprende.

A vosotros, ¿qué os han parecido todas estas historias de…’cambio’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.