Ya han pasado tres meses desde el estreno de la cuarta temporada de La Casa de Papel… y lo cierto es que ya la echamos de menos. Estamos a la espera de algún tipo de información de la quinta temporada que, previsiblemente, se estrenará a principios del año que viene (habrá que ver cómo afecta el tema del coronavirus a todo esto).

De momento, hoy os traemos una interesantísima entrevista que le hizo el diario Las Provincias al actor Enrique Arce, famoso por dar vida a Arturito, uno de los personajes más odiados (y por eso queridos) de la serie de Álex Pina.

Según cuenta el actor, pasó todo el confinamiento en su apartamento de El Saler, en Valencia. Pero, por lo visto, el actor pasó muchísimo tiempo ocupado: «llegué a hacer 8 horas al día de entrevistas», confesaba. También reconocía que la soledad le había pasado un poco de factura: «Yo creo que llegué a tener algo de depresión», reconocía.

Pero el actor tiene el futuro lleno de proyectos: está finiquitando el guion de su novela y, en agosto, tendrá que volverse a ‘sumergir’ en el rodaje de la quinta temporada de la serie que le dio la fama (y que, previsiblemente, se la seguirá dando).

En lo referido a su proyecto literario, el actor confiesa que, a pesar de no ser una ‘biografía’, sí que tiene elementos personales: «Yo creo que todas las novelas, aunque sean de ficción como esta, tienen mucho del autor».

Arce también aprovechó para recordar los complicados años que pasó a principios de la década pasada. Él había tenido bastante éxito en series como ‘Compañeros’, ‘Periodistas’, ‘Física y Química’, pero luego le llegó un momento de crisis y todo se vino a pique.

Se fue a vivir a Londres, donde le había salido un pequeño papel, pero las cosas se le fueron complicando y cayó en ‘cosas’ que no debería haber caído. En ese momento, se vio con el agua al cuello: «he cumplido 42 años, he conseguido alcanzar el éxito pero ahora nadie se acuerda de mí. No tengo pareja, ni hijos, estoy solo en una ciudad en la que no conozco a nadie…», reconocía.





En este sentido, La Casa de Papel fue todo un respiro en su vida. Está muy contento de poder haberse sumergido en ese mundo, pero también reconoce que prefiere que todo esto le haya llegado después de vivir todo lo que ha vivido:

«Lo mejor que me ha pasado con ‘La Casa de Papel’ es que haya llegado después de todo lo que le he contado. Tienes que tener la cabeza muy bien amueblada para que la dimensión de esta serie no te arrolle».

Pero lo más curioso de todo es que, en un principio, él no quería participar en la serie. Enrique acababa de rodar ‘Knightfall’ en HBO y, cuando su representante le dijo de grabar una serie en España, Enrique no quería porque su intención era volverse a los Estados Unido.

«Yo no quería, prefería volverme a Estados Unidos. Era 22 de diciembre, sonó el Gordo mientras mantenía esa conversación, y yo, que creo en las señales, le contesté: «vale, pero seis capítulos y me matan, ¿verdad?»».

Pero la cosa, como ya podréis haber intuido, se alargó bastante más.





A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de Enrique? dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Las Provincias.