El éxito acostumbra a llegar de forma muy inesperada. Es cierto que, en muchos casos, hijos de celebridades tienen ya el camino hecho hasta el estrellato… pero esto no siempre es así, y hoy os lo demostraremos.

Aquí os dejamos las historias de algunos actores y actrices famosos que llegaron al éxito de pura casualidad:

1Charlize Theron

El suyo, al principio fue un intento de ‘Sueño americano’… pero no porque pretendiese triunfar en el mundo de la interpretación, sino en el de la danza clásica. Se mudó de su Sudáfrica natal a los Estados Unidos, pero la cosa no fue como estaba prevista: al poco de empezar sus clases de danza se partió la rodilla, teniendo que retirarse de forma momentánea.

Más tarde, intentando cobrar un cheque en el banco de Hollywood Boulevard, el encargado se negó a darle el dinero, y se inició entonces una intensa discusión entre Chalize y el cajero… y la suerte fue que todo esto estuvo presenciado por John Crosby, un cazatalentos que se quedó embelesado con la ira de Theron. Le entregó una tarjeta y ahí se ganó su participación en ‘El Abogado del Diablo’. El resto es historia.

2Marilyn Monroe

Nacida como Noma Jeane Baker, trabajaba en la fábrica de municiones Radio Page cuando, en 1944, el fotógrafo David Conover la vio trabajando y pensó que sería perfecta para el proyecto en el que estaba trabajando, en el que se requerían de mujeres atractivas para animar a la Fuerzas Aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.

Marilyn firmó un contrato con Blue Book y, de agosto de 1945 a principios de 1946, ya había aparecido en 33 portadas de revista. Poco después, conoció a Ben Lyon, un importante ejecutivo de 20th Century Fox que la metió en el mundo del cine (y le dio su famoso nombre).

3Harrison Ford

En los 70, Harrison trabajaba como carpintero construyendo decorados para películas cuando, un buen día, George Lucas lo descubrió y le comentó que buscaba actores para su próximo proyecto: Star Wars. Lucas no encontraba a nadie para el personaje de Han Solo hasta que vio la audición de Harrison. El resto es historia.





4Pamela Anderson

Ella intentaba triunfar en el mundo de la interpretación y el modelaje, pero no conseguía ‘petarlo’… hasta que, un día, acudió a un partido de fútbol con una camiseta de la cerveza Labatt. La cámara que enfoca al público la grabó, y ella empezó a gritar como una loca. La afición se volvió muy loca y Labatt, viendo la reacción, le ofreció un contrato como modelo.

5Jason Statham

Jason se ganaba la vida como ‘clavadista’, llegando a participar en torneos importantes, acumulando una carrera de 12 años, llegando a formar parte del equipo nacional británico de natación. Pero su salto al cine fue de lo más casual: un representante de moda lo vio mientras entrenaba y, desde entonces, trabajó como modelo. Un día se presentó al casting para una película de Guy Ritchie, y fue así como consiguió su papel en Lock, Stock and Two Smoking Barrels.

6Danny Trejo

Después de una vida de crímenes y droga, se reformó en la cárcel y, al salir, conoció a un guionista llamado Edward Bunker. Trejo empezó a entrenar a actores para boxear y, viendo su talento, el director decidió darle una oportunidad en el mundo del cine. Y así hasta el día de hoy.

 





 

7Rosario Dawson

Vivía en un barrio pobre de Nueva York y, un buen día, vio que cerca de su casa estaban rodando un comercial. Reconoció a uno de los miembros del reparto y, mientras lo saludaba, se le acercó un director de cine para ofrecerle una audición para su próxima película.

El director era Larry Clark y fue personalmente a hablar con la familia de Dawson para que la dejasen participar en la película que, poco después, se estrenaría como ‘Kids’, un clásico de los barrios pobres de Nueva York.

8Mel Gibson

Mel acompañó a su hermana a una audición… ¿sabéis de qué película era la audición? De Mad Max y, cuando el director, George Miller, vio a Gibson le ofreció un papel secundario en la cinta. Cabe destacar que Mel tenía la cara toda hinchada porque, la noche anterior, se había visto envuelto en una pelea de bar.

Cuando Mel volvió días más tarde para la audición de extra, tenía la cara menos hinchada, y, entonces, Miller decidió que tenía que darle el papel de Max. El resto es historia del cine.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas curiosidades? Dejádnoslo en los comentarios. 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Guía del Varón.