El clima musical en los Estados Unidos está de lo más movido estos últimos días. En estas últimas horas nos llegaba la noticia: el pasado fin de semana, Mickey Madden, bajista y miembro fundador de Maroon 5, era detenido por la policía acusado de violencia de género.

El músico ha sido inculpado de un delito que, en el código penal de California, es bastante grave. Se trata del código penal 273.5 (a) y se aplica solo cuando hay indicios de que “cualquier persona que intencionalmente inflija lesiones corporales” a un cónyuge o conviviente “que resulte en una condición traumática”. Si Madden es condenado en firme por estas acusaciones, estaríamos ante uno de los mayores escándalos del mundo de la música de los últimos años.

Según han informado fuentes locales como el Consequence of Sound, Madden habría pasado unas cuantas horas detenido, pero habría salido en libertad después de haber pagado una fianza de 50.000 dólares. A sus 41 años y si la denuncia prospera, tendrá que afrontar un juicio el próximo mes de septiembre… y lo cierto es que pinta bastante mal para él. Una cosa que no se ha revelado es la identidad de la víctima.

El panorama musical se ha mostrado muy conmocionado con este suceso y, en redes, muchos artistas han condenado las acciones de Mickey, quien podría haber visto ya el fin de su carrera en esta industria.

En caso de que Madden salga condenado de todo este proceso, podría enfrentarse a una condena de hasta 6 años de cárcel, y a tener que pagar una multa que rondaría los 6.000 dólares en concepto de indemnización a la víctima.

Maroon 5 ha hecho un comunicado a través de su portavoz en el que lamentaban todo lo ocurrido: “Estamos profundamente devastados por esta noticia decepcionante. A medida que sabemos más, nos tomamos esto muy seriamente. Por ahora, estamos permitiendo que todas las personas involucradas tengan espacio para trabajar”.





Lo cierto es que, aunque podría ser el proceso judicial más grave de Madden hasta la fecha, no se trata del primero… y es que, si nos remontamos a 2016, el músico ya fue detenido en Nueva York por posesión de cocaína. Las fuerzas policiales, por aquel entonces, lo acusaron de ejercer de traficante a las puertas de un famoso pub de la ciudad junto al exnovio de Ivanka Trump, la hija mayor del Donald Trump.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta noticia? ¿Creéis que Maroon 5 decidirá apartar al cantante de forma definitiva de su formación? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.