La cosa en los Estados Unidos está bastante caldeada. Las manifestaciones por el asesinato de George Floyd a manos de un policía hace ya unas semanas no decrecen y, en medio de todo esto, nos encontramos con la nefasta gestión de Trump con el tema del coronavirus (los fallecimientos no arrecian y el presidente no hace más que echar leña al fuego) y la campaña electoral para las presidenciales del mes de noviembre. Raro será que lleguemos a fin de año sin una tercera guerra mundial.

En medio de este clima de tensión, conflicto y reivindicación, la gente sigue viviendo su día a día con relativa normalidad… o, lo que es lo mismo en los Estados Unidos: si alguien pone un pie en tu propiedad, tienes que salir armado con tu M16 por si hay que liarte a tiros. Todo muy americano.

Este pasado domingo vivimos una de las escenas más surrealistas de lo que llevamos de año. Unos manifestantes entraron en la urbanización de lujo Forest Park para exigir la dimisión de la alcaldesa de la zona, Lydia Krewson.

El problema llegó cuando, una vez dentro del recinto, se vivió un momento de lo más violento y tenso entre los manifestantes y la pareja formada por los abogados Mark y Patricia McCloskey, quienes vivían en la zona y no dudaron en salir armados con sus pistolas y metralletas.

Las protestas en cuestión tenían el objetivo de reclamar responsabilidades por la filtración de los nombres y las direcciones de los manifestantes que pretendían deshabilitar el departamento de policía de St. Louis. Una vez en la urbanización, pasaron por delante de la conocida como Niemann Mansion, propiedad de la pareja de abogados… y se lio.

La pareja McCloskey estaba bastante dispuesta a liar una pequeña guerra ahí mismo. Como se puede apreciar en las imágenes, ambos estaban armados hasta los dientes y, en la mirada, se les notaba que tenían unas ganas muy locas de apretar el gatillo (ya sabéis lo que les gusta a los americanos eso de tomarse la justicia por su mano).





Más allá de las imágenes que todos hemos podido ver, lo cierto es que no hubo que lamentar ninguna desgracia. Las fotos y los vídeos corrieron como la pólvora por las redes sociales debido a lo surrealista de la situación.  De todas las cosas que podían pasar este fin de semana, esta versión improvisada y cutre del Sr. y Sra. Smith no era algo que entraba en nuestras previsiones.

En Twitter, por ejemplo, vimos memes de esos que calan en nuestra retina y nos hacen recuperar la esperanza en lo que al humor se refiere… aquí os dejamos unos cuantos que no tienen desperdicio:

 





 

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta surrealista situación? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.