Las redes sociales ayudan en muchas ocasiones a denunciar situaciones injustas y, recientemente, se difundió un vídeo en que se veía a dos vigilantes de seguridad reduciendo por la fuerza a un pasajero al que golpearon en un vagón de tren y al que terminaron esposando.

Según fuentes de Renfe, los hechos se produjeron en la estación de Les Franqueses del Vallès, en Barcelona. Como podréis comprobar en el vídeo que os mostraremos más abajo, los vigilantes ponen al hombre boca arriba sobre unos asientos y lo inmovilizan por la fuerza mientras su pareja grababa la situación con su teléfono móvil.

El pasajero solo llevaba un pañuelo en el cuello y no llevaba mascarilla y, durante la inmovilización, se quejó de que lo estaban ahogando diciendo a los vigilantes «¿Qué coño hacéis? ¿Vosotros creéis que esto es adecuado?» hasta que finalmente uno de los vigilantes le dijo “Cállate la boca” mientras se la tapaban con la mano.

La pareja del pasajero también les preguntaba de forma inquisitiva qué hacían y fue entonces cuando se dieron cuenta de que estaba grabando todo con la cámara del móvil y le pidieron que dejara de hacerlo, llegando incluso al punto de intentárselo quitar.

Desde Renfe han lamentado mucho los hechos y ya han dicho que los vigilantes de seguridad en cuestión han sido apartados de sus puestos de trabajo y se les ha abierto un expediente que está a la espera de resolución.

«Desde Renfe no toleraremos actitudes de este tipo que manchan la labor que muchos trabajadores están llevando a cabo en nuestros servicios en Cataluña», ha indicado un portavoz de la compañía ferroviaria.





El usuario de Twitter que ha compartido el vídeo ha explicado que la que grababa era su hija y que el pasajero afectado era su yerno, a quién “dos matones a sueldo” agreden “por no llevar la mascarilla que ellos querían”.

«Como se ve, mi yerno no opone resistencia, y aún así abusan de su poder, al golpear a mi yerno una vez esposado».

 

 

La actuación de los vigilantes de seguridad es ya punible de por sí, pero la situación resulta incluso un poco irónica por el hecho de que ellos tampoco llevan mascarillas.

Los afectados han presentado el parte de lesiones del pasajero y han realizado una denuncia que actualmente se encuentra en la comisaría de policía de Granollers. Tendremos que esperar para ver si esta prospera y cómo.





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: cadenaser