Ya sabéis que en esta página tenemos una relación muy especial con el mundo del tatuaje. Cada vez que una celebridad se hace uno, nosotros nos morimos de envidia y no dudamos en traéroslo. Hay algo mágico y adictivo en el mundo del arte con tinta, y nosotros estamos muy, pero que muy enganchados.

Hace poco, sin ir más lejos, os hablábamos de los tatuajes que se había realizado una de las actrices más emblemáticas de nuestro país: Blanca Suárez. Ella, por ejemplo, optó por inmortalizar en su cuerpo a sus mascotas (dos gatos y un perro) y un Little Ponny (cosa que, para ella, tiene un gran significado).

Y es que eso de tatuarse cosas que para uno son muy importantes acostumbra a ser un denominador común… y sino que se lo digan a Laura Escanes, la protagonista de nuestra historia de hoy.

Hace unas semanas os contábamos que la modelo e influencer se había sometido a una operación para aumentarse los pechos. Ella misma lo explicaba a través de sus redes sociales, afirmando que estaría un tiempo ‘de baja’ para poder recuperarse de la intervención.

Pues bien: ya está de vuelta.

Laura ha aprovechado sus más de 1,5 millones de seguidores en Instagram para compartir su nuevo ‘retoque’ físico y es que esta vez no se trata de ninguna cirugía; se trata de un nuevo tatuaje hecho en honor a Roma, su hija recién nacida.

Por lo general, cuando una madre o un padre decide tatuarse algo de su hijo, recurre al clásico de tatuarse la cara o el nombre del pequeño… y eso es un horror. ¿Dónde habéis visto que tatuarse de forma hiperrealista la cara de tu bebé quede bien? ¿Hay un solo tatuaje de ese estilo que no dé muchísimo miedo? La respuesta ya la sabéis.





Por eso y de forma muy inteligente (no nos esperábamos menos), Laura decidió optar por un tatuaje mucho más minimalista, sencillo y, sobre todo, bonito. En él salen ella y su hija, pero de una forma tan sutil y delicada que apenas si se nota.

En la fotografía escogida, sale ella sosteniendo en brazos a su hija, fruto de su relación con el presentador y publicista Risto Mejide. La zona escogida para el tatuaje ha sido su antebrazo izquierdo, justo por encima de otro de sus tatuajes.

Pero, por si un solo tatuaje no era suficiente, la modelo aprovechó la sesión y se hizo otro tatuaje: la palabra ‘Karma’. Esta pieza, aunque menos importante, también tiene un mensaje muy simbólico para ella. En esta ocasión, la zona escogida ha sido la parte frontal de su brazo derecho, un poco por encima de la zona de la muñeca.

Este tatuaje, como queda evidente, hace referencia a la creencia budista de que hay una energía que se deriva y se desprende de todos los actos que hacemos, las cosas que pensamos y aquello que decimos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido el nuevo tatuaje de Laura Escanes? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.





Fuente: Mundo Deportivo.