Rebel Wilson, en estas últimas semanas, se ha convertido en una de las actrices que más ha dado de qué hablar… y no porque haya estrenado ninguna película. La comediante, hace apenas unos días, denunciaba en el diario británico The Sun que, después de su éxito como Amy la Gorda en la película ‘Dando la nota’, muchos de sus jefes la animaron para que no perdiese peso.

“Tenía un trabajo en el que me pagaban mucho dinero por mantenerme ‘gorda’, a veces, lo que puede ser un lío para tu cabeza”, confesaba la actriz en una entrevista que no ha estado exenta de polémica (como era de esperar, claro).

La actriz, para dejar atrás ese pasado del que no se arrepiente, pero al que no desea volver, ha decidido empezar una nueva etapa en su vida y pegar un cambio de imagen radical. Para ello, se ha propuesto perder peso y, a través de una sana alimentación y mucho deporte, llevar una vida más saludable.

A principios de año, Rebel declaró que este sería su ‘Año Healthy’ y, por lo que hemos podido ver ahora, lo está consiguiendo con creces. Hace unos meses ya pudimos ver el gran cambio que ha tenido Adele después de proponerse lo mismo. Ahora ha sido la divertida actriz la que ha dado el paso, y lo cierto es que no podría estar más orgullosa.

El pasado 2 de enero, Wilson publicaba toda una declaración de intenciones en su perfil de Instagram: «Voy a tratar de evitar el azúcar y la comida basura, será difícil después de las vacaciones, pero voy a hacerlo. ¿Quién está conmigo para hacer algunos cambios positivos este año?»… nada fácil; pero nada imposible.

Han pasado ya seis meses desde esa publicación, y su rutina se ha visto completamente modificada por su nuevo estilo de vida saludable: vigila su dieta para solo comer cosas saludables (aunque dándose algún que otro capricho), un equipo de profesionales del fitness la ayudan a tener una buena rutina de ejercicios y, si habéis estado atentos a su Instagram, habréis podido ver muchos de estos nuevos hábitos. Ella, aunque se ha sacrificado mucho para conseguirlo, lo tiene claro: «Incluso si tienes que gatear hasta tu meta, sigue adelante porque merecerá la pena».





La actriz es consciente de que un camino como este no es nada fácil de recorrer, ya que supone mucho sacrificio, pero también se ha dado cuenta de lo gratificante que es el haber llegado, poco a poco, a los objetivos que se había ido marcando.

En la actualidad, Rebel ya ha perdido más de 20 kilos: «Algunos días son extremadamente frustrantes, te dan ganas de rendirte, te molesta la falta de progreso, pero están llegando cosas buenas», explicaba.

Su meta, como ya ha comentado a sus seguidores, es llegar a los 75 kilos, que es lo que los expertos le han dicho que, por su estatura y complexión, sería lo ideal para estar en un estado de perfecta salud física. Rebel, además, se plantea publicar todo su proceso en forma de documental, ya que está grabándolo todo.

A vosotros, ¿qué os parece esta nueva etapa vital de Rebel? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.





Fuente: Vanitatis.