Los presentadores de las noticias forman parte de la vida de la mayoría de nosotros. Puede parecer una tontería, pero si somos asiduos a ver los informativos diarios, lo más probable es que ya estemos acostumbrados a unas cuantas caras que nos acompañan sin falta a la hora de comer o cenar (o ambas, ya me entendéis).

Este tipo de periodistas, por lo general, aparecen perfectamente arreglados detrás de sus amplias y espaciosas mesas, mientras que, en el fondo, muestran varias pantallas con gráficas, paisajes o escenas de revueltas en algún país del Oriente Medio. Es una escena de lo más común con la que estamos completamente familiarizados.

Ellos, por lo general, visten un traje hecho a medida y ellas, por otro lado, acostumbran a vestir atuendos más bien clásicos y elegantes; no es que sea el culmen de la originalidad y, de hecho, suele ser una propuesta bastante conservadora en todos los sentidos.

Y es que la noticia de hoy llega a raíz de que una presentadora decidió romper un poco este rígido y anticuado molde, y ponerse un vestido mucho más moderno y bonito, con algunos brillos y transparencias que, como veréis a continuación, le sentaban perfectamente a la periodista.

Romina Malaspina, uno de los fichajes más recientes del Canal 26 de Argentina, ahora se está enfrentando a una brutal cantidad de críticas dirigidas a la ropa que escogió ponerse hace unos días para dar las noticias.

En las redes sociales, han tachado su actitud de inadecuada, prácticamente insinuando que la joven iba desnuda, cuando en las fotos puede verse que esto es completamente absurdo (por decir una palabra suave).

El conjunto en sí consistía en un top dorado ligeramente transparente y unos leggins negros ajustados que conjuntaban perfectamente (ya sabéis que el dorado y el negro siempre quedan genial). Esto, para muchos espectadores, fue poco menos que una depravación, y así lo reclamaron a la cadena de televisión.





Romina, a través de su Twitter, salió a defenderse de todos los ataques que estaba recibiendo: “Todos escandalizados por ver una transparencia de tetas que encima estaban tapadas con pezoneras”, empezó explicando.

“Dejen de hacerse las mojigatas. Claro, es muy extraño ver el cuerpo de una mujer, ¿no?”, continuó. “Mientras sigan viendo tetas como algo ‘anormal’ vamos a seguir para atrás. Evolucionen”, zanjó en un mensaje que, en este momento, acumula ya miles de likes y retweets en apoyo a la presentadora.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.