El mundo está lleno de situaciones verdaderamente maravillosas. Circunstancias que solo pueden llenar de alegría y placer; la felicidad hecha experiencia. Pero lo cierto es que también podemos toparnos con otros momentos bastante alejados del júbilo.

El desastre puede ser el protagonista de nuestras jornadas y, por lo que veréis a continuación, hay personas que lo fomentan con sus acciones. Aquí os dejamos las que, probablemente, son las imágenes más molestas que veréis hoy (esperamos no amargarte el día):

1Dejar el plástico en las nuevas adquisiciones

Este es un problema que nace con las nuevas tecnologías y lo que yo me pregunto es: ¿qué sentido tiene comprarse algo con una carcasa preciosa y, a continuación, dejarle el plástico asqueroso de fábrica?

2Hay que tener un ligero problema

Los teléfonos nos permiten ‘aplazar’ cinco minutos la alarma… pero, ¿qué necesidad hay de hacer esto? ¿Que suenen todas de golpe? Maldito el día en que esto se permitió.

3La forma que tiene su novia de abrir el pan

Lo más incompresible de todo esto es que la bolsa ya estaba abierta por arriba; este agujero era completamente innecesario.

4Las manías de su padre

Desde hace un tiempo, a ese señor le ha dado por darle mordisquitos a las galletas para, después, volverlas a meter en la caja.





5Su novia tiene una forma muy particular de ver la televisión

Cuando tiene calor, simplemente deja el ventilador entre el sofá y la tele. ¡Y a disfrutar! Lo cierto es que hay que estar un poco mal de la cabeza.

6La peor forma de guardar los cuchillos

Perfecto para que, después de lavar los platos, tengas que ir al hospital a que te pongan unos puntos.

7Las manías del novio

Cuando come patatas fritas, siempre deja las puntas… es una extraña manía que arrastra desde que es pequeño (y que le ha valido un ticket directo al infierno).

 





 

8Solo se come la parte del pescado

Es una muy buena forma de acabar con una relación; no se puede estar con una persona así de horrible.

9Su padre se encarga de guardar los cuchillos

Como podéis ver, él se preocupa de que queden perfectamente ordenados en el cajón.

10Dejar el borde de la pizza

Así la dejó su pareja cuando se fueron de viaje a Nápoles… esto debería considerarse como una especie de crimen gastronómico.

 



 

11El escritorio del ordenador un poco desorganizado

Visto lo visto, alguien tiene que dedicar unas cuantas horas a organizar los archivos de ese ordenador.

12Dejando ‘la corteza’ de las crepes

Llego a ver eso y se me amarga el desayuno.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Cuál os ha puesto más nerviosos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.