(Advertencia: spoilers)

Hace un año se estrenó el esperado último capítulo de Juego de Tronos, considerada una de las mejores series de la última década. Tras ocho temporadas, había un sinfín de teorías sobre lo que iba a ocurrir (recordemos que la serie está basada en la saga de libros ‘Canción de hielo y fuego’ de George R.R. Martin, pero este no acabó la obra literaria).




El escritor dijo que estaba acabando el penúltimo libro de la saga esta cuarentena, pero no sabemos si el final de los libros será el mismo de la serie (y tampoco es que haya dado pistas muy claras al respecto), así que seguiremos esperando.

El final de la ficción generó una gran controversia; todos los espectadores tenían sus propias apuestas y muchos quedaron sorprendidos con el destino final de los personajes y la ‘suavidad’ del final, teniendo en cuenta cómo habían sido las anteriores temporadas. Tal fue el enfado de algunos que incluso se creó una petición para que rodaran de nuevo la serie.




Daenerys representando a más de uno viendo el capítulo final
Daenerys representando a más de uno viendo el capítulo final

Entonces empezó una especie de ‘guerra’ entre los defensores y los detractores del final que hoy por hoy sigue causando estragos. Un año después, se sigue hablando de ello y no solo perdura el debate entre los espectadores, sino también entre los propios actores y actrices que participaron en la popular ficción.

Emilia Clarke, que interpretaba a Daenerys, comentó que el final de Jon Snow fue injusto, ya que a su parecer Jon debería haber lidiado con las consecuencias de sus acciones porque «se escapó del asesinato«. ¿Fue realmente justo que Jon se salvara y volviera a la Guardia de la Noche?

Kit Harington fue el encargado de dar vida al personaje de Jon Snow, uno de tantos aspirantes al trono de hierro. Para muchos, él debía ser quien ocupara ese lugar, pero al final las cosas cambiaron por completo y quedó fuera de escena. Esta semana, a través de su cuenta de Instagram, ha respondido a las preguntas de sus seguidores y reveló por qué Jon no debía quedarse con el trono en su opinión.

 


 

Kit empezó reconociendo que no ha visto el final de la serie (afortunadamente sus fans sí y pudieron interrogarle al respecto). Esto es lo que ha dicho el actor británico:

«Cuando la gente me dice cosas como ‘deseaba que te hubieses hecho con el trono’ o ‘ojalá Dany y tú os hubieseis sentado en el trono’, siempre les digo que no, porque el lugar de Jon siempre estuvo en el Norte».

Para explicarlo, usó el ejemplo de Ned Stark y su fuerte vínculo con el Norte. «Nunca se habría mostrado feliz en el sur. Es como Ned Stark: cuando Ned va al sur, está en peligro. Jon pertenece al Norte, al otro lado del Muro».

Lo que intenté hacer con el final fue intentar que todo lo que iba con él fuese lo más ligero posible. Todo lo malo y terrible que le ha sucedido ‘cae’ según va hacia el Norte, hacia el muro. Todo desaparece por fin».

got GIF by Game of Thrones: #PrepareForWinter





Ciertamente, Jon Snow por sangre era targaryen, pero en la serie demostró que por corazón el Norte era su lugar. Como veis, Kit es una de esas personas a las que no le disgustó para nada el final (al menos en lo que a su personaje se refiere), a pesar de que no lo haya visto, claro. ¿Cambiaría su postura si lo hubiera visto? De momento, no tenemos la respuesta, pero estaremos al tanto de si algún día se pronuncia. Veremos si, por lo menos, el final de George R.R. Martin consigue opiniones unánimes…

¿Estáis de acuerdo con Kit Harington? ¿Creéis que fue justo que sobreviviera? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: SopitasLavanguardia