A todos nos gusta que las cosas cuadren; que cuando vayamos a una tienda la ropa esté ordenada, que en la biblioteca los libros estén correctamente colocados… Todo ello, tal vez indirectamente, nos produce placer visual; esa armonía en la que muchas veces nos centramos en ver, pero que está presente y nos satisface. Pero claro, las cosas no siempre pueden ser perfectas (de hecho, nunca lo son).Y luego hay ejemplos que traspasan el límite del buen gusto y consiguen hacernos sentir incómodos con tan solo verlos.

Después de esta introducción tan genérica que podría abarcar cualquier tema (absolutamente cualquiera) y en la que nos podríamos haber explayado más pero no lo haremos (sufriréis más con las fotos), hoy os traemos una recopilación de imágenes que sacarán vuestro lado más perfeccionista a relucir. No os las podéis perder:

1Cuando lo veas no podrás dejar de observarlo

El orden es una simple ilusión de nuestra mente. Ahora solo podemos ver el circulito naranja de más. ¿Por qué hay gente tan cruel?

2Dicen que las segundas partes nunca fueron buenas…

En este caso, las críticas dirán que ni mejor ni peor, pero diferente.

3Cuando el tetris se apodera de tu persona…

Hay que aceptar que a veces las cosas no cuadran.

4Alguien está juguetón con el Diagrama de Venn

El coronavirus es la intersección actualmente.





5En compañía todo es mejor

Por si la imagen no es incómoda de por sí, imagínate estar meándote y solo queda libre el de la izquierda.

6Está a la vuelta de la esquina

En estos casos, lo mejor es cortar por lo sano; evitaremos muchos ataques de ansiedad.

7El león manda

Queremos pensar que su próximo viaje será para equilibrarlo… Queremos pensar.

 





 

 

8Encuentra al poste especial

¿Por qué hacéis estas cosas? ¿Nos queréis arrancar los ojos?

9La torre de Pisa ya tiene su versión en papel

Y no hace falta ser muy experto en papiroflexia…

10A cara descubierta: descripción gráfica

Por no hablar del «2 segundos para convertirse en francés».



 

 

11Esto debería ser un delito tipificado…

Igual se lo imaginó como si de una diana se tratara. Hay que practicar más.

12Todos conocemos a alguien que tiene el escritorio así

Y si no lo conoces, es que eres tú (yo en esto tengo que decir que peco demasiado…)

¿Qué imagen te ha incomodado más? ¿Cómo sueles reaccionar en este tipo de situaciones? No dudes en contárnoslo a través de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Laguiadelvaron