Las relaciones de pareja son muy complicadas. Sé que con esta frase no hemos descubierto América, pero es importante tenerlo muy presente para entender el artículo que os traemos hoy. Por lo general, si una relación es sana, no hay mayor conflicto en nuestra mente. Pero… ¿qué pasa si hay algunas cosas que nos chirrían? ¿Notas alguna señal de que algo puede que no vaya como debería?

Aquí te dejamos 10 actitudes tóxicas que, a pesar de que pueden pasar desapercibidas, debemos aprender a detectarlas para poder actuar en consecuencia porque, en el largo plazo, pueden ser muy perjudiciales, tanto para nosotros como para los que nos rodean.

1Falta de confianza

La confianza es la base de cualquier relación de pareja. Si estos cimientos fallan, lo normal es que el resto de cosas se vengan abajo. Este es también un indicador que debes tener muy presente: si notas que tu pareja confía cada vez menos en ti sin ningún motivo, cuidado, porque puede ser el principio de una relación tóxica.

2Control

Esta es una de las peores señales que puedes empezar a detectar. Tú debes ser una persona cuya libertad nunca se vea limitada… ¿tu pareja te ‘insinúa’ qué deberías hacer y qué no? Puede que estés cayendo en una espiral tóxica de la que es mejor salir cuanto antes. Una relación de pareja no es una cuestión de dominación, sino de complementación.

3Las prioridades

Para nuestra pareja no debemos ser la prioridad absoluta ante todo en su vida; pensar esto es egoísta y poco realista. Pero sí debe prestarnos atención y preocuparse por nosotros. El cuidado mutuo es fundamental para que no haya un desgaste emocional.

4La agresividad

Otro de los peores puntos a los que se puede llegar. Recordemos que la agresividad no solo puede ser física, sino también psicológica/verbal. No se deben permitir este tipo de actitudes porque, cuando ocurren, por lo general, ya no hay vuelta atrás.





5El chantaje

Esto, normalmente, pasa cuando no hay confianza. Hacer que la otra persona haga una cosa u otra a través de algún tipo de chantaje es una de las peores formas de hacer perdurar una relación en el tiempo. Es imposible que, a medida que los chantajes aumenten, la relación no acabe por volverse muy tóxica.

6No puedes avanzar

La persona que está a tu lado debe ser un apoyo y una ayuda, nunca un obstáculo o un freno… las metas personales son una cosa fundamental para los individuos, y nuestra pareja debe respetarlo.

7Las mentiras

Este es el asesino silencioso de cualquier relación. La falta de honestidad es algo que, tarde o temprano, acaba por salir y estropearlo todo. Lo mejor que podemos hacer es ser sinceros y, con la verdad encima de la mesa, actuar con la libertad que consideremos.

 





 

8Aislamiento

¿Notas que la persona con la que estás te aleja a propósito de tus seres queridos? Puede que sienta envidia de ellos y que te quiera solo para ella, por lo que deberemos hacer un ‘reset’ y replantearnos las cosas: ¿de verdad vale la pena alguien así?

9Las cosas forzadas

Los límites deben estar claros en todo momento y, traspasarlos, debe ser algo inadmisible. Forzar a otra persona a hacer algo que no desea es una línea roja que no se debe traspasar bajo ningún concepto.

10El desprecio

La falta de respeto y las palabras hirientes son inadmisibles. Si alguien te trata así es que no te quiere, diga lo que te diga después, cuando ya se ha calmado o ha conseguido lo que quería. Huye de ese tipo de relaciones.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas indicaciones? ¿Cómo es vuestra experiencia al respecto? Dejádnoslo en los comentarios. 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Rolloid.