A lo largo de tu vida habrá cosas que no estén bien para muchas personas, pero no hay que amargarse la existencia por ello. Realmente no vale la pena gastar energía en ello; actuando cumpliendo con ‘lo que se espera de nosotros’ o con ‘lo que está bien a ojos de los demás’ nos robará fuerza mental y afectará a nuestro bienestar. Mientras seas en tu propia esencia, con tu propia autenticidad, nada importa.

Y luego existe este tipo de personas a las que también les importa poco lo que los demás piensen de ellas, pero por su forma de actuar o su forma de vestir han conseguido realmente llamar la atención hasta producir una situación un tanto ‘incómoda’, por decirlo de alguna forma. Hoy os traemos varios ejemplos de ello. 

1El saber no ocupa lugar, pero el sueño sí…

Y si la cama llama, este chico no se lo piensa dos veces.

2Dijo que él se encargaba de limpiar la mesa…

Y vamos si lo hizo… El fin justifica los medios, ¿no?

3Esto ya es de ser despreciable

Hay gente poco empática y luego tenemos a la persona que hizo esto.

4Comida rápida durante un viaje en el tiempo

En declaraciones posteriores dijo que tenía prisa.





5Que nadie te diga que no puedes hacer algo

Si quieres ser una tortuga, lo serás. Lucha por tus sueños.

6Morder esta manzana sí es pecado

Mi ordenador es lo que yo digo que es y punto.

7«Profesor, entiéndeme…»

Es que está como un queso…

 





 

8Esta chica llegaba tarde al trabajo…

Y como no tienen código de vestimenta se fue con el pijama puesto. Cómoda estaría…

9Hay batallas importantes para las que hay que ir preparado

Y esta chica lo sabe.

10Nuevo fichaje de H2O

No es un canto de sirenas, os lo aseguramos.

11Mucho cuidado con los velcros…

Que un descuido lo puede tener cualquiera…



¿Alguna vez habéis actuado de una forma similar? ¡No dudéis en contárnoslo a través de Facebook e Instagram!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir