La obsesión con el tema de las cirugías plásticas es tan antiguo como el Internet. No son pocas las imágenes de personas infladas a botox que hemos podido ver en esta página. Hemos contado muchas historias de personas que, empiezan retocando una parte muy pequeña y concreta de su cuerpo, y acaban operándose de forma enfermiza cada rincón de su anatomía.

Hoy, repasaremos algunos de los casos más extremos que hemos encontrado últimamente:

1¿Ha sufrido un ataque de abejas asesinas?

En absoluto: lo único que le ha pasado es que no ha sabido medirse con el botox… cada uno debe poder hacerse los retoques que crea oportunos, pero hay que tener cuidado con las enfermedades y las obsesiones. Porque son peligrosas.

2¿Alguien nota algo exagerado en su cara?

Si os fijáis en la parte de los labios, puede que los notéis algo más abultados… y es que, nuestra protagonista tiene una ‘ligera’ obsesión con el tema del botox (y se está pasando un poquitín).

3Está transmutando

Su sueño, desde muy pequeña, había sido ser un pato… y, con muchos pasos por la clínica de estética, parece que lo está consiguiendo con creces.

4Un ‘pequeño’ retoque en los pómulos

Kiko, de ‘El Chavo del ocho’, estaría muy contento con esta mujer… y es que parece que le hayan injertado dos pelotas de tenis, una a cada lado de la cara.





5Si es que parece una persona completamente diferente

Cuando te modificas así las facciones, dejas de ser, al menos a nivel visual, la persona que eras… y los motivos son más que evidentes.

6¿Se ha metido un iPhone en la boca?

Esta puede ser una nueva (y efectiva) forma de robar un teléfono de una tienda sin que nadie te pille.

7Es como si se hubiese pasado con los filtros de Instagram

Pero la realidad es que se ha pasado con algo bastante más irreversible: el bisturí.

 





 

8¿Sabéis lo que es una reacción alérgica?

Porque podrían poner la foto de esta mujer en la definición de la RAE. Dejando de lado cualquier broma al respecto, recordad que con este tipo de obsesiones hay que tener mucho cuidado. Nunca nos cansaremos de repetirlo.

9Se obsesionó con perfilarse la nariz…

Y está a un solo paso de convertirse en un ser de dos dimensiones.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna que os haya resultado particularmente llamativa? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir



.

.