En esta vida, si queremos algo, por lo general, nos lo tenemos que trabajar. A (casi) nadie le regalan nada y eso, lejos de ser algo malo, es de lo más positivo: así nos acostumbramos a esforzarnos y a trabajar duro. Y es que, como dicen por ahí, ‘lo que fácil viene, fácil se va’.

Hoy, en honor a las personas que llevan el esfuerzo como bandera, os traemos unas cuantas imágenes que demuestran que el camino se hace al andar.

1Unos meses de trabajo

Nadie creía que sería capaz de reconstruir el patio en ruinas de la casa que había comprado… y le calló la boca a todo el mundo.

2Odiaba su pelo durante su adolescencia

Al crecer (y pasar por la peluquería para darse un cambio radical), empezó a quererse más a sí misma.

3La importancia de llevar correctores

Ya no es solo unas cuestión de estética; es una cuestión de salud bucodental.

4Dos años de duro trabajo

Mucho deporte y una buena dieta permitieron que perdiese 75 kilos. No solo se quiere más a sí misma, también lleva una vida mucho más saludable.





5A sus 16 y a sus 22

Después de mucho ejercicio y una dieta rica en proteínas, consiguió estar muy, pero que muy en forma… te da una patada y te clava en la Luna.

6Un gran problema de sobremordida

Después de someterse a dos cirugías para corregirla, consiguió, al fin, tener una mordida normal.

7Diez años de rastas

Esas cosas que empiezas a hacer en la adolescencia y que luego no sabes cómo para y se alargan muchísimo.

 





 

8Una cocina muy humilde

Cuando compraron la casa, no tenían mucho dinero para reformarla… pero, pasados dos años, después de ir poniendo cositas poco a poco, este es el resultado.

921 años de diferencia

Ella se sacó su título de paramédico y, 21 años después, él hizo lo propio con su título de enfermero. La historia se repite.

10La recuperación del gato

Le dijeron que tenía que perder 7 kilos para poder estar sano… y, con mucho esfuerzo y cuidado de sus dueños, lo consiguió.

 



 

11Una limpieza a fondo

Después de tirarse unos días rascando bien… consiguió dejar el patio de su primera casa como nuevo.

12La magia de la paciencia

Cuando compraron la casa, esta era bastante sencilla… pero, con el paso de los años e invirtiendo algo de dinero, consiguieron tener la casa que realmente deseaban.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Algunas que os haya parecido particularmente espectacular? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Difundir