El protagonista de ‘El Hormiguero’ suele ser siempre el invitado; sin embargo, cuando les toca hablar a Trancas y Barrancas siempre nos descubren cosas sobre la vida de Pablo Motos y los colaboradores del programa con preguntas que van directas al grano y que nos permiten conocer mejor a estas personas que vemos cada día en televisión.

La sección «El test de introspección personal introspectivamente personal» está sirviendo para que los seguidores del programa conozcamos algunos de los entresijos que hay detrás de las cámaras y cómo funciona la producción de uno de los programas de referencia de la televisión española.




Con palabras de Trancas, las hormigas realizan «preguntas que van a lo más profundo, al intestino delgado de los huesos del alma» a personas como Marron, Nuria Roca, Juan del Val o el propio Pablo Motos.




En ocasiones comentan cosas sin importancia como, por ejemplo, cuál es la parte del cuerpo de la que se sienten orgullosos, pero en otras, hablan de temas más relevantes como su situación económica.

Hace poco las hormigas les preguntaron: «¿Habéis estado a punto de arruinaros alguna vez?». Sorprendentemente, los cuatro levantaron la mano y Pablo habló el primero: «Yo, gravemente, dos veces».

El presentador explicó que estuvo arruinado debido a un señor que le estafó y en el que había depositado mucha confianza.

«En su nombre yo había firmado unos 300.000 euros y me tangó. Me perdonaron parte de la deuda porque era una cosa de publicidad que había firmado por él, como estaba todo a mi nombre me cayó la del pulpo».


«La emisora de radio me condonó la deuda, pero estuve un año sin cobrar. Hay quien dice que no se te puede quitar todo el sueldo, falso, sí que lo pueden hacer y estar un año entero viviendo de tus padres».

La segunda vez fue debido a la burbuja inmobiliaria. «Tenía unos amigos que estaban invirtiendo pasta y cada vez venían más contentos, me miraban con la cara de ‘¡qué tonto eres!’ y yo les decía que prefería invertir en bolsa».

Sin embargo, como muchos, decidió finalmente invertir en ese sector y, como muchos, terminó viéndose afectado por ello.

«En Navidad me dijeron que casi estaban nadando en dinero y ganaban 600€ en un día. Entonces decidí meter la pasta y a los tres o cuatro días palmé. Fue una cosa de horas, ya que la empresa inmobiliaria donde empezó todo era donde tenía yo el dinero».





Nuria Roca también confesó haber invertido mal y «fracasar» en un proyecto de tiendas de ropa y, por su parte, Marron explicó que había intentado montar un restaurante y una tienda de vapeo que no funcionó.

A vosotros, ¿qué proyectos os han supuesto una gran pérdida de dinero? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: 20minutos

.

.