Ayer mismo, el Gobierno de España aprobaba un real decreto en el que se declaraba, desde el día de hoy, el luto nacional en todo el territorio. Se trata de una forma de rendir un ‘duelo oficial’ como país en conjunto, por las más de 26.800 personas fallecidas por coronavirus hasta la fecha. El luto durará hasta el próximo día 5 de junio y, lo que nosotros nos preguntamos hoy es, ¿qué supone realmente esto? ¿Qué cuestiones comporta? Ahora lo veremos.

Lo primero que debemos aclarar: ¿por qué se puede declarar un luto oficial?

Se trata de una señal de condolencia por parte del Estado, y se puede declarar cuando las circunstancias tengan una especial relevancia: un acontecimiento en el que hayan fallecido varias personas, como un ataque terrorista o militares en acto de servicio, y también cuando haya fallecido alguna personalidad de relevancia cultural o histórica. El tema del coronavirus encajaría en el primer apartado.

¿Puede declararlo cualquiera?

Evidentemente, no. Solo puede hacerlo el Consejo de Ministros a propuesta del Presidente del Gobierno, y se publicará como un real decreto (ya que no hay una ley específica que lo regule), y deberá estar sancionado también por el rey.

Pero vamos a lo que importa… ¿cómo se aplica a nivel práctico?

Lo primero y más notorio es que, en todos los edificios públicos, buques de la armada o instalaciones desplegadas en el extranjero, las banderas deberán ondear a media asta en señal de duelo. Si la bandera está en el interior, deberá ponerse un crespón en la moharra del mástil.

Otra de las cosas que más pueden llamarnos la atención es que se suprimirá todo lo relacionado con rendir honores a la bandera, al rey o a otras autoridades, cosa que podremos ver de primera mano cuando, este próximo sábado, se celebre el Día de las Fuerzas Armadas.

Al no haber una ley que regule el luto, hay algunos actos que se hacen por tradición y no por mandato: guardar un minuto de silencio antes de algunas celebraciones o actos festivos, además de en reuniones como los plenos parlamentarios y mítines políticos.

 





¿Por qué no se ha aprobado antes el duelo?

Este es otro de los temas que ha estado encima de la mesa en las últimas semanas: ¿por qué Sánchez lo ha convocado ahora y no antes? La cosa es que, como él mismo explicó el pasado 7 de mayo en el Congreso, convocaría el luto una vez TODO el país estuviese, como mínimo, en la fase 1 y que, cuando finalizase el estado de alarma, se celebraría un homenaje público a las víctimas presidido por el rey.

No hay una duración fija

No hay ninguna norma que regule cuánto debe durar el luto oficial, por lo que queda en manos del Gobierno determinar cuánto es lo ‘adecuado’. De hecho, este luto (10 días), se convertirá en el más largo de toda la etapa democrática de nuestro país.

No es el primer luto de nuestro país

Cuando fallecieron los padres del rey Juan Carlos, don Juan de Borbón y doña María de las Mercedes, se decretó un luto nacional de 7 días en ambos casos. Con la muerte de los expresidentes del Gobierno Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo-Sotelo, se declararon 3 días respectivamente.

Para los atentados del 11 de marzo de 2004 y de Barcelona y Cambrills de 2017, o el accidente de Spanair en 2008, también se declararon tres días de luto nacional.





Tras la muerte de Franco, Carlos Arias Navarro declaró el luto nacional por 30 días (pero esto es en el periodo predemocrático).

El último luto nacional

Fue el declarado tras el fallecimiento del exlíder del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba el 10 de mayo del año pasado. Se decretaron 28 horas de luto nacional en todo el país.

No solo el Gobierno puede declararlo

Comunidades autónomas y ayuntamientos también pueden declararlo, pero solo tendrá efecto en su área de competencia. El ejemplo más reciente es el declarado por el consistorio de Córdoba tras el fallecimiento de Julio Anguita.

A vosotros, ¿qué os parece que se haya declarado ahora el luto? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo

.



.