La noticia que os traemos hoy es una de las que más polémica ha levantado en las redes sociales en estos últimos días. Hay personas que no se lo acaban de creer y otras que no han dudado en mostrar su indignación. Lo que está claro es que se trata de un tema que, como mínimo, es controvertido.

Todo comenzó cuando el portal de noticias americano The Cut publicó que una joven estadounidense estaba planificando casarse… con el que es su padre biológico. Ella esgrime sus motivos pero, como no podía ser de otra forma, la polémica ya estaba servida.

Según cuenta el diario, la joven habría estado unos 12 años separada de su padre biológico. Tras un encuentro, ella habría quedado profundamente enamorada de él, y la relación habría evolucionado hasta llevarnos a la futura boda que se celebrará, previsiblemente, este año.

Ella, en la actualidad, tiene 18 años, pero ya lleva dos de relación con el que es su padre biológico. En la entrevista realizada para The Cut, la joven hablaba de su relación con toda normalidad, expresando lo muy enamorada que estaba y los planes de futuro que tenía con él. Confesó que estaba preparando una ‘gran boda’ que representase ‘la singularidad de su relación’.

Los internautas, en general, se han mostrado muy consternados con la noticia, y no han dudado en demostrar su repulsión a lo que la joven contaba. Y es que la relación padre-hija empezó cuando ella tenía apenas 16 años.

A pesar de la relación de parentesco, llevaban más de 12 años sin ningún tipo de contacto. Se reencontraron de forma tardía y fue cuando surgió todo. Y es que parece que se tomaron demasiado en serio eso de ‘recuperar el tiempo perdido’.

La joven explicaba en su entrevista que no tardó en darse cuenta de que había ‘algo especial’ entre ellos y que tenían “fuertes sentimientos el uno por el otro”“Estuvimos discutiendo si estaba mal y luego nos besamos”, aseguraba la joven como si de una telenovela se tratase.





Pero es que, en este punto, llegan las confesiones que más han crispado a todos: “Después, hicimos el amor por primera vez. Fue entonces cuando perdí mi virginidad”, relataba.

Y es que la joven tiene tan claro que quiere casarse con su padre, que ya sabe hasta cómo serán las decoraciones de las mesas el día de la boda: “Las mesas de los invitados tendrán ramos de árboles sin hojas para representar nuestro matrimonio, que será como un árbol en crecimiento”, aseguraba.

La joven también aseguró que su madre desconocía la relación que estaba manteniendo su hija, y que no le daba importancia a que, legalmente, no pudieran casarse: “Quiero que represente nuestra singularidad, por lo que no vamos a hacer una boda al uso”, explicó la joven.

Los datos concretos de la joven no se han hecho públicos para mantener su intimidad. Por lo demás, habrá que esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos, pero no hay duda de que esta es una de esas historias que no dejan indiferente a nadie.

A vosotros, ¿qué opinión os merece todo esto? Dejádnoslo en los comentarios. 





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo

.

.