Kristin Morrison es una de esas personas que deberían ponerse como ejemplo a la hora de hablar de ‘aprovechar una oportunidad de negocio’. Hay personas que tienen un sexto sentido para esto… y el caso de Kristin es un claro ejemplo de ello.

Ella tenía 20 años y no sabía qué hacer con su vida (cosa bastante habitual cuando estamos en esas edad). En Estados Unidos siempre se habla del ‘sueño americano’… pero ella estaba demasiado despierta para poder aspirar a eso. ¿Qué hacer entonces?

Salió a pasear una tarde por su San Francisco natal y, después de observar detenidamente un par de cosillas, decidió fundar la empresa de pasear perros que cambiaría su vida por completo. Con 50 años, ya se había jubilado siendo millonaria.

En una entrevista para la web ‘MarketWatch’, Kristin explicaba cómo la idea surgió de forma casual: dando un paso, se cruzó con una mujer que paseaba a dos perros, y que vestía una camiseta en la que anunciaba su servicio de ‘paseos perrunos’. Ella no se lo podía creer: «Pensé, ¿puede la gente ganar dinero con esto’?». No tardaría en encontrar la respuesta.

Al parecer, esa misma tarde y tras hablar con la mujer, Morrison consiguió que la contratase… pero no duró mucho tiempo en esa empresa: a los tres meses, fundó la suya propia: ‘Woof! Pet Sitting Service’.

«Me di cuenta de que eso era lo que debería hacer. Me encanta caminar y me encantan los animales… y ser capaz de combinar ambas pasiones era increíble para mí», explicaba la empresaria.

En 2013, Kristin vendió su empresa por una cantidad de dinero que no ha hecho pública y se jubiló. Pero es que, por aquel entonces, la empresaria tenía a más de 30 empleados, y generaba millones de dólares de beneficios anuales. Todo esto trabajando, según ella cuenta, no más de tres días a la semana.





Cuando fundó la empresa, trabajaba muchísimo. Pero, a principios de la década de los 2000, cuando su salario anual ya era de seis cifras, decidió trabajar mucho menos y empezar a delegar funciones. Ella, básicamente, se dedicaba a encontrar a la persona perfecta para cada puesto y tratar con clientes.

La confianza en sus empleados y su intuición como empresaria hicieron el resto. «Mi negocio estaba creciendo y yo también tenía que crecer. Tenía que ser la capitana del barco, estando en la cubierta», afirmó en la entrevista.

poodle dancing GIF

La jubilación le llegó con apenas 50 años y un montón de millones en la cuenta del banco. En el mundo de los negocios se ganó una merecida reputación y, desde entonces, se ha dedicado a publicar libros de emprendimiento y tiene una consultoría online, donde asesora a propietarios de mascotas que quieren empezar en el mundo de los negocios.

A pesar de que ya tiene la vida resuelta, ‘Six-Figure Pet Business Academy’, su academia online, le permite seguir generando unos 100.000 dólares anuales con muy poco trabajo, cosa que le permite seguir disfrutando plenamente de su vida.

dog dancing GIF





A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Información

.

.