Instagram es una de las redes sociales más activas actualmente, y durante estas semanas en que no hemos salido de casa, la hemos usado más que nunca para entretenernos y seguir en contacto con nuestros familiares, amigos y conocidos. Y una de las formas más divertidas de mantener el contacto es, sin duda, gastando bromas a nuestros amigos.

Dicen que todo lo que va vuelve, que estamos sujetos a acción y reacción, que cosechamos lo que sembramos… Vamos, que existiría una ‘justicia divina’ atenta a todo lo que hacemos, por lo que si nos pasamos de graciosos tendríamos que hacer frente a las consecuencias de nuestras acciones. No entraremos en analizarlo, ni en cuestionar nada, tan solo os contaremos los hechos…




En las últimas horas se ha hecho viral una broma en Instagram que ha dejado a más de un usuario en evidencia, y lo seguirá haciendo durante 14 días.

excited good news GIF by Charm Ladonna




Por una parte, en Instagram tenemos nuestro nombre de usuario, con el que nos etiquetan en comentarios y fotos usando la @; por otro lado, tenemos el nombre público, que no necesariamente tiene que coincidir con el de usuario. Nuestro nombre público es el que aparece en negrita debajo de nuestro perfil y el que pueden ver todos los usuarios, aunque no los tengamos como seguidores.

Pues bien; nos centraremos en el nombre público. La supuesta broma consistía en que podrías cambiar el nombre público de un usuario siguiendo unos pasos muy sencillos: cambiar nuestro nombre público por el @nombredeusuario de la otra persona y guardar los cambios.

A continuación, tenías que editar de nuevo los datos, introduciendo ahora el mensaje que querías que apareciera como resultado final. Le dabas a guardar y, listo, ya estaba todo hecho. El cambio, supuestamente, no afectaba a tu cuenta, sino a la que mencionabas.

Y aquí los usuarios dieron rienda suelta a su imaginación. «Tonto el que lo lea», «Soy un imbécil», «Me gusta la mierda» y otros originales nombres del mismo estilo e incluso insultantes. Y aquí viene lo bueno; el karma en su máximo esplendor.




En realidad la broma era un bulo y no solo no ocurriría nada en la cuenta de la otra persona, sino que, después de dos cambios, descubres que Instagram no permite hacer un tercero hasta pasados 14 días.

Al probarlo, la plataforma te escribe el siguiente aviso: «En este momento no puedes cambiar tu nombre porque lo has cambiado dos veces en un plazo de 14 días«. Consecuentemente, la persona ‘graciosa’ se encontraba con un nombre distinto (y en algunos casos, no muy agradable que digamos) que no podía modificar.

Por lo tanto, todas los usuarios que han intentado trollear y hacerse los graciosos con alguien al final han acabado siendo trolleados.

¿Qué puedes hacer si has caído en la trampa? Tranquilidad, hay solución, aunque tal vez no te guste, no te vamos a engañar. El cambio de nombre forma parte de la política de la plataforma y debes cumplir el plazo de 14 días. Así que, o esperas las dos semanas, o eliminas temporalmente tu cuenta a través del botón ‘Editar perfil’. Transcurrido este plazo, cuando accedas a tu cuenta podrás cambiar tu nombre.

Oh No Reaction GIF by Bounce





¿Habéis caído en la trampa? ¿Conocéis a alguien que haya intentado hacerse el gracioso? ¡Dejádnoslo en los comentarios de Facebook e Instagram!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20Minutos

.

.