Pocas cosas existen más dolorosas que la muerte de un ser querido. Saber que ya no podrás volver a ver, hablar y sentir a esa persona, es algo para lo que nunca estamos preparados. Pero la naturaleza es así, para lo bueno y para lo malo. El círculo de la vida, si se quiere ver de una forma algo más optimista.

Cuando un ser querido se va, lo único que podemos hacer es despedirnos de él e intentar seguir adelante con nuestras vidas de la mejor forma posible. Por eso, el entierro es tan importante, es una forma de, simbólicamente, poner un punto y final y asumir que esa persona ya no estará más… pero no un entierro como el vivido por los protagonistas de nuestra historia de hoy.

Las estremecedoras imágenes que veréis en el vídeo de hoy ocurrieron en un entierro en Indonesia. La naturaleza de las mismas es verdaderamente perturbadora y, por eso, se han viralizado en muy pocas horas, dejando incrédulas a la mayoría de personas que las han visto.

El vídeo, publicado por el diario británico The Sun, muestra un entierro que fue grabado en la ciudad de Manado, Indonesia, a principios de este mismo mes… pero ha sido ahora que han trascendido por culpa de un perturbador detalle.

Lo primero que vemos en las imágenes es lo que cabría esperar de un entierro de estas características: familiares completamente desolados por la pérdida que acaban de sufrir. La cámara recorre sus rostros, en los que solo podemos ver dolor.

Entonces, de repente, la cámara graba el ataúd en el que descansa el difunto. Como se puede apreciar en el vídeo, este cuenta con una pequeña ventana de cristal desde la que se puede ver el rostro del fallecido (algo ya de por sí un poco raro, pero común en muchas zonas del mundo).

en ese preciso momento, cuando la cámara se acerca, se puede apreciar un pequeño y rápido movimiento desde el interior del féretro. Los usuarios de las redes sociales no0 tardaron en viralizar este momento, asegurando que se trataba de una especie de ‘saludo’ que hacía el fallecido pero, ¿qué había realmente detrás de este extraño acontecimiento? ¿estaba la persona realmente viva, como señalaban muchos usuarios?

Lo cierto es que, como siempre, la ciencia llega para ofrecer una explicación a este suceso. Muchos expertos han analizado el vídeo, y coinciden en que no se trata de ningún fenómeno paranormal, sino de algo mucho más común de lo que pensamos.



El cuerpo del fallecido, según estos científicos, produce gases en su interior fruto de la descomposición de los tejidos orgánicos. En ocasiones, al liberarse estos gases, producen en el cuerpo la apariencia de pequeños movimientos o espasmos, que bien podrían confundirse con ‘movimientos voluntarios’… pero no.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento:

A vosotros, ¿qué os ha parecido este vídeo? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos

.

.