El coronavirus ha trastocado por completo nuestras vidas. Lo que empezó como ‘una simple gripe’, acabó por convertirse en la peor pandemia de los últimos 100 años. No estábamos preparados para esto en ningún aspecto y, de hecho, tardaremos mucho en volver a lo que antes conocíamos como ‘la normalidad’.

Nuestras vidas se vieron afectadas al completo. ¿Salir a trabajar? Ni de broma; ¿nos vamos a pasar el fin de semana fuera? Eso tendrá que esperar; ¿quieres ir al centro de compras? Ja ja ja; ¿mañana hay clase? Sí, pero no presencial.

Y es que una de las primeras cosas que se prohibió con el estado de alarma fue la asistencia presencial a las clases: desde primaria hasta la universidad; los alumnos tendrían que dejar de asistir a los centros, y esperar a ver cómo el Ministerio de Educación gestionaba la situación.

La mayoría de centros optaron por seguir dando clases a los alumnos ayudados por las nuevas tecnologías. Las videoconferencias se han convertido en gran parte de nuestro día a día, ya que son una herramienta de los más útil para poder mantener la comunicación a distancia… pero claro: ¿es oro todo lo que reluce? Lo cierto es que no… y ahora lo podréis comprobar (si es que no lo habéis hecho ya por vuestra cuenta).

Season 8 Teacher GIF by Friends

Las nuevas tecnologías pueden ser bastante traicioneras… y la protagonista de la noticia de hoy lo pudo experimentar en sus propias carnes. Se trata de una profesora que, lamentablemente, no se dio cuenta de que el micrófono de su ordenador estaba abierto, y soltó una palabras ‘poco amigables’ con sus alumnos que, atónitos, escuchaban desde el otro lado de su pantalla.

En el vídeo, publicado por SDNoticias, puede verse y escucharse cómo la profesora, después de dar por cerrado su micro (que, en realidad, permanecía encendido), profiere un par de insultos a sus alumnos que, al parecer, acababan de finalizar la clase.

School Teacher GIF by Sesame Street

Según explicó el alumno que filtró el vídeo, la profesora «creyó que ya se habían desconectado los alumnos» y, a continuación, soltó: «Ay, se ponen bien perritos los burros, cabrones».



Como puede verse en el vídeo, tres de los alumnos todavía estaban online y ella, al darse cuenta de que acababa de meter la pata, se lleva la mano a la boca y se queda desconcertada, suponemos que pensando qué podía hacer ante esa incómoda situación… y es que poco se puede hacer: reír y cruzar los dedos para que nadie filtre el vídeo; pero ya veis (si es que la gente no se puede aguantar ni por una vez).

Las imágenes, como no podía ser de otra forma, corrieron por Internet como la pólvora. En muy pocas horas, ya las había visto medio mundo… y es que es innegable que el vídeo es muy divertido.

Muchos de los alumnos criticaron la actitud de la profesora, pero muchas otras personas también manifestaron su apoyo a la docente, entendiendo que, en la situación en la que estamos, están soportando una gran presión que, de una forma u otra, tienen que liberar.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento:

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta situación? ¿Pensáis que es tan grave como algunos señalan? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos

.

.