Ayer llegó el día más esperado para gran parte de la población de nuestro país: la entrada en la Fase 1 de media España. Vuelven las terrazas, la reapertura de algunas tiendas y, en esencia, una cierta normalidad a la vida de nuestras calles después de dos meses de estricto encierro.

¿Ha sido todo tan positivo como cabía esperar? Pues la verdad es que no… y es que, lamentablemente, la irresponsabilidad también salió a dar un paseo ayer.

Un ejemplo perfecto de algunas de las irresponsabilidades que se pudieron ver ayer, es la vivida en una conocida taberna de Sevilla, el Bar Jota. Se acumuló tanta gente en la zona de la terraza, que las imágenes no tardaron en viralizarse en Twitter.

La Fase 1 permitía la apertura de terrazas en un 50% de su aforo, siempre que se pudiese respetar la distancia social y las correspondientes medias de seguridad sanitarias… y podéis ver que eso no se respetó en ningún momento en este bar.

Teniendo en cuenta el tremendo desastre provocado en la entrada del establecimiento, la policía se personó y, según se ha podido saber luego, esta habría denunciado al dueño del local, pero no habría multado a los clientes, como se había publicado en un primer momento.

Ante la situación vivida, el restaurante tuvo que publicar un comunicado explicando su versión de la situación:

Otra polémica surgió de la mano de una peluquería de Bilbao. La Ertzaintza acabó multando a los dueños del establecimiento porque, al parecer, estos habían superado por mucho el aforo del local permitido por la fase 1.





Los agentes, a primera hora de la mañana, habrían advertido al propietario de que no podía tener a varias personas de forma simultánea dentro del local. Ya por la tarde, al volverse a pasar, vieron que se seguía sin cumplir la normativa. Procedieron entonces a sancionar al local.

En Bilbao también, se pudieron ver grandes aglomeraciones en muchas terrazas de la ciudad, como las producidas en la calle Ledesma. Ya no solo se trataba de la gran cantidad de gente que se estaba ‘tomando algo’, sino de que no se respetaba en absoluto la distancia de seguridad.

También fue noticia lo visto ayer en el transporte público de Murcia. La gente, como puede verse en las imágenes, se subió al transporte público sin ningún tipo de control de aforo, apretándose como podían y sin respetar la distancia de seguridad establecida por Sanidad.

Siguiendo la ‘moda de saltarse las normas sanitarias’, tenemos también la protesta producida ayer en la calle Núñez de Baboa de Madrid, en el barrio de Salamanca, en contra de las medidas del Gobierno adoptadas a lo largo de este estado de alarma, y en contra de que Madrid no haya podido pasar a la Fase 1. Los manifestantes no respetaron las normas de distanciamiento mientras gritaban «¡libertad!»… en fin. La Policía acabó disolviendo la concentración.

Para finalizar este vergonzoso repaso, recordemos que, este pasado fin de semana, la Policía Municipal de Madrid desalojó hasta 400 fiestas clandestinas en viviendas privadas, además de 97 pequeños botellones repartidos por diversos puntos de la capital.

Aprovechamos esta situación para, desde Cabroworld, pedir a la gente que actúe con cabeza: estas situaciones lamentables solo harán que perdamos todo lo conseguido hasta ahora. Se trata de una cuestión de vida o muerte; seamos responsables.

A vosotros, ¿qué os han parecido todos estos ‘casos aislados’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost, EITB, ABC.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥