El coronavirus ha cambiado nuestras vidas por completo. Vivíamos en una burbuja de la que nos han sacado de golpe. Lo que parecía ‘una simple gripe’ acabó por convertirse en la peor pandemia del último siglo. De la noche a la mañana, pasamos de ir a trabajar a quedarnos confinados en nuestras casas, viendo como los sanitarios, las fuerzas de seguridad y demás profesionales imprescindibles luchaban para que nuestra sociedad no se derrumbase por completo.

Han pasado ya dos meses y parece que, al fin, se empieza a ver un poco la luz al final del túnel. Puede que esta todavía no brille con la intensidad que nos hubiera gustado, pero debemos ser pacientes. Es una situación muy compleja y delicada y, si no actuamos con precaución, podemos tirar a la basura todo el trabajo hecho hasta ahora.

Poco a poco y con buena letra. Esta tiene que ser nuestra filosofía partir de este momento, y hasta que las autoridades sanitarias nos digan lo contrario… se trata de pensar en nosotros como sociedad, dejar el egoísmo de lado para poder llegar a un bien común.

Las medidas de higiene, a partir de ahora, pasarán a formar parte de nuestras vidas. Ir en el transporte público con mascarilla, lavarse las manos al entrar y salir de casa, tiendas medio vacías y, sobre todo, mantener la distancia de seguridad.

El distanciamiento físico es una de las principales condiciones para poder eliminar este virus… y esta es una muy mala noticia: somos seres sociales y necesitamos el contacto con los demás.

¿Cómo será nuestra vida a partir de ahora sin poder darnos un abrazo o dos besos? ¿Qué será de la calidez del contacto físico? ¿Cómo lo harán los solteros para conocer a posibles parejas? Y es que, si hay un sector que se verá afectado por todo esto, es el sector del ligoteo.

Y es que conocer de forma íntima a otra persona está muy ligado con el contacto físico… y este está muy ligado también con el coronavirus… esto sí que es estar entre la espada y la pared, vamos.





Por suerte para todos nosotros, una empresa podría haber diseñado ya el traje dfinitivo para poder continuar contactándonos, sin exponernos así al riesgo de contraer esta peligrosa enfermedad.

El traje, que recuerda mucho al llevado por el protagonista de ‘Death Stranding’, podría permitirnos, gracias a su complejo y seguro diseño, ir a eventos multitudinarios sin sufrir el menor peligro de contagio.

Se trata de un traje que ha sido bautizado como Micrashell y que, como podéis apreciar en las fotos, esta diseñado con una estética bastante futurista y colorista. Los materiales de fabricación son muy resistentes a la abrasión, además de ser ligeros y fáciles de desinfectar.

El traje incluye una gran máscara/casco que cubre la cabeza, además de incluir dos sistemas de baterías, y dos dispensadores intercambiables que permiten poner bebida en uno, y por el otro podemos fumar.

Su diseñador, Miguel Risueño, explicó en una entrevista en La Razón, que el traje está pensado… para TODO: «evitamos crear un traje de cuerpo completo por razones prácticas. Sería muy molesto tener que quitárnoslo todo cada vez que vamos al lavabo. También nos hemos asegurado de que, si alguien quiere tener relaciones, sea posible».

El traje, de momento, es un prototipo y se encuentra en su fase conceptual.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este futurista traje? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Nacional

.



.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥