La marcha de Andrés Iniesta al fútbol japonés ha dejado al centrocampista, inevitablemente, en un segundo plano, futbolísticamente hablando, claro. Sin embargo, el manchego siempre tendrá el reconocimiento de todos los amantes del fútbol, tanto a nivel nacional como internacional.

Pues bien, el ex del FC Barcelona, lo dejó todo ya que su etapa con el club que lo vio crecer desde pequeño había terminado. Pero no se fue sólo, su mujer Anna y los niños lo acompañaron en esta nueva aventura.

Ahora, el protagonista del gol ante Holanda en la final del mundial, estrena documental de la mano de Rakuten TV, el 23 de abril. Muchos iconos del fútbol mundial, Eto’o, Neymar y Leo, entre otros, colaboran en este documental para hablar de la magia que desprendía Andrés, tanto fuera como dentro de los terrenos de juego. Durante todo el documental, tanto él como su mujer son los encargados de narrar su vida tal y como es.

En el documental, podemos ver cómo fueron las primeras tomas de contactos entre él y su mujer. Uno de sus amigos cuenta tal y como sucedió la primera vez que la vio: «Fuimos a unas fiestas en Mataró, entramos en pub y rápidamente Andrés me dijo ‘¿oye, has visto a la morena que está en la barra’?».

Por otro lado, uno de sus amigos confiesa que Iniesta no dejaba de llamarle para hablar de Anna: «No sabéis la chapa que me dio. Me llamaba todos los días, me decía que tenía que conseguir su número. Cuando lo consiguió, no quise ni preguntarle cómo, me preguntaba si le escribía tal o cual…»

Como cualquier otra persona, cuando le encanta algún chico o chica, toca hacer la del pico y pala. «Piqué mucha piedra», decía el manchego con una sonrisa pícara. Poco después de conocerse, Iniesta tenía una gira por Japón, donde reside ahora mismo, y llamó a Anna diciéndole que tenía una pequeña sorpresa. «Le conocí y él se fue a una gira a Japón con el FC Barcelona. Me llamó y me dijo que tenía un detalle para mí, que nos teníamos que ver y tal».

View this post on Instagram

En familia 🥰😍 #ravapas💫#stayhome

A post shared by Anna (@annaortiz34) on



Al volver a España, Andrés llamó a Anna para poder darle el regalo que le había comprado allí: un avión, ya que es lo único que se veía en los aeropuertos. Junto al pequeño recuerdo, también le escribió una carta. Tuvieron que esperar para verse, ya que tuvo un gran atasco para poder llegar al encuentro. Cuando Anna recibió los pequeños obsequios, al llegar a su casa le dijo a su hermana que creía haberse enamorado.

Anecdótica también fue como conoció a su representante, instantes antes de conocer a su futura mujer. Un día lleno de nuevas caras.

¿Tenéis ganas de ver el documental de Andrés Iniesta?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El desmarque

.

.