La película sobre el Titanic, a pesar de tener una historia romántica entre sus pasajeros con Leonardo Di Caprio como protagonista, tiene algunos datos científicos que no se han recreado exactamente tal y como sucedieron. Sí, la película está basada en hechos reales, pero no significa que todo lo que ocurra en ella sucediera al pie de la letra. Hoy os enseñaremos alguna de las afirmaciones que nos hicieron creer pero que son totalmente mentira.




1¿Insumergible?

El apodo que todo el mundo le puso, por lo menos en la película, no era del todo cierto. Recordemos que en el largometraje de James Cameron se utilizan muchas frases como: ‘Ni Dios podrá hundirlo’ o ‘Dicen que este barco es imposible de hundir’’. Unsinkable es su nombre en inglés.




Pero claro ¿realmente en su época le daban tal publicidad? Richard Howells, profesor de sociología cultural del King’s College de Londres, lo concebía como un mito.

Charles Haas, presidente de la Sociedad Internacional del Titanic, admitía en diferentes obras que apareció la palabra sumergible, pero hacía referencia a que el capitán, a través de un botón, si ocurría cualquier cosa, podía cerrar los compartimientos y, como consiguiente, hacer que la nave sea prácticamente insumergible. Prácticamente no significa que sea totalmente, pero la prensa decidió omitir este adverbio, para hacerlo ver como el máximo exponente.

2Dice la leyenda…

Muchos hablan de que el Titanic era famoso ya mucho antes de hundirse, pero estaban muy equivocados. Buscando en los archivos, poco después de que chocase el »insumergible’’, no encontraron apenas material. En cambio, el Olympic, buque gemelo, copaba todas las portadas, sin dejar apenas margen para el Titanic.

3Verjas cerradas

»Esas verjas nunca estuvieron cerradas mientras el ‘Titanic’ se encontraba en alta mar’’. Estas fueron las palabras de la Fundación Titanic, que elaboró un documental en 2012 desmintiendo la creencia de que había verjas clasistas que estaban cerradas justo cuando ocurrió el fatídico accidente. Estas verjas separaban los de tercera clase con el resto de los viajantes.


Lo que querían dar a entender en la película es que podían ser encerrados cuando el buque se hundía.  En este documental, se decía que solo se cerraban cuando los médicos hacían las respectivas revisiones médicas.

4Roce doloroso

También se cuenta en el documental que el Titanic simplemente rozó el Iceberg, y no solo eso, sino que se mantuvo durante 3 horas a flote. Incluso los oficiales creían que podrían llegar a buen puerto sin dificultades apenas.

El primer oficial, William McMaster Murdoch, vio unas luces por las que pensó que había otro barco. No era un barco ni el iceberg: se trataba de un efecto espejo generado por las luces del mismo Titanic, reflejadas en la pared negra de la montaña de hielo que tenía enfrente.

5¡Qué no pare la música!

Una de las escenas más recordadas es la de los violinistas tocando hasta el final del Titanic. Y sí, todo esto ocurrió como lo cuenta la película, pero lo que no se sabe a ciencia cierta es qué canción tocaron, entre las 120 canciones.

Un pasajero que sobrevivió dijo que era la de ‘A Night To Remember’, aunque el superviviente salió mucho antes de que el Titanic se hundiera por completo, por lo tanto, esa no podía ser. Blanco y en botella. Aún así, James Cameron quiso que fuera la última canción, como bien se refleja en la película.

6 El oficial más cruel





William McMaster Murdoch, el oficial corrupto de abordo, en la película tenía que poner orden y decidir quién debía subir a los botes. A pesar de eso, la realidad es, según devela la Fundación Titanic, que falleció tras un duro golpe en la cabeza cuando su bote cayó al agua.

7 Ismay ¿el último hombre en pie?

Si bien es cierto que el presidente de la naviera quiso poner un poco de calma y no sembrar el caos, no salió muy bien parado. Se salvó, pero a un precio muy alto, ya que cuando vio que podía morir, decidió dejar el barco y ocupó un bote antes que dejárselo a un niño o una mujer.

¿Qué os has parecido esta reconstrucción de los hechos del Titanic?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: ABC

.

.