Nos hemos acostumbrado a pasarnos el día subiendo imágenes a las redes sociales. Ya es una faceta más en nuestro día a día… para lo bueno y para lo malo. La mayoría de personas quieren salir perfectas en las fotos que suben y, por eso, hacen lo posible para transmitir exactamente la imagen que quieren. En muchas ocasiones, eso implica utilizar Photoshop.

¿Cuál es el problema de todo esto? Pues que, muchas personas, como veréis a continuación, no son demasiado diestras en el arte de retocar digitalmente fotografías… y pueden pasar cosas muy, pero que muy locas:

1Cuando el espejo te delata

Esto es lo que pasa cuando tu reflejo claramente incurre en un delito de traición… la próxima vez, lo tendrás en cuenta.

2Alguien se ha hecho un nuevo piercing

Y no, no es esta mujer. Esta lo que se ha hecho es el trabajo más cutre y chapucero que uno se puede hacer en la cara con el Paint.

3Lo que la verdad esconde

Muchas de esas fotos que, por delante, parecen perfectas, en realidad ocultan bastantes capas de mentiras y montajes.

4El reflejo del sol es algo que queda precioso en una imagen

Pero es que, si lo pones con Photoshop, al menos asegúrate de que los rayos no se tuercen… ya que los fotones no se comportan de esa forma, amiga.



5Su cara parece un trozo de pizza

Literalmente: se la ha retocado tanto con Photoshop, que parece que le hayan sacado punta al mentón.

6Puedes tirarte un día entero buscando detalles

Son tan graves todos los retoques que se han hecho con Photoshop, que cuesta decidir cuál de ellos es peor… supongo que esto es como con los Power Rangers: cada uno tiene su favorito.

7El paso de los píxeles le cambia la tonalidad de la piel

Tú matándote en la playa, cuando lo único que necesitas es saber utilizar muy mal los filtros tonales del Photoshop… aprende de este buen hombre que tanto sabe de eso.

8De entrada, puede que no se vea nada demasiado raro…

Pero a mí esas vías de tren me hacen sospechar bastante… qué quieres que te diga.

9¿Puedes creerte que son la misma persona?

Lo cierto es que nadie puede creérselo, pero él está obsesionado con que sí… alguien, al parecer, necesita un paseo al psicólogo.

10¿No era mejor ponerse una peluca?

Hay formas mejores de cambiar el color de tu pelo y, sobre todo, de darle otra forma… uno de los trabajos más chapuceros que hemos visto con la famosa herramienta de edición de imagen.

11¿Dónde ha metido los ojos?

Creo que se los ha delineado por dentro con Tippex o algo por el estilo, porque sino, no me lo explico.

12¿Quién se pone a retocar la foto que le sacaron al meterla presa?



No hace falta que sigas buscando: aquí te la presentamos.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Cuál es la que os resulta más escandalosamente ofensiva? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Señoras Que

.

.