El azar, para algunos, no es más que probabilidad y estadística. Para otros, cuestión de suerte. Hoy hablaremos de la segunda opción, la suerte. En algunas ocasiones, por imposible que parezca, a veces nos sonríe. No hay más suerte de que te toque la lotería alguna vez, pero claro, para que te toque tienes que haber jugado previamente.

Pero, y si os contamos una historia en la que la suerte no es la que influye, ¿sino un simple error al comprar?. Le podemos llamar suerte, o también le podemos llamar error.

 

Esta pequeña historia se sitúa en Canberra, Australia. El pasado martes, unas amigas ganaron 2,2 millones de dólares australianos, que son aproximadamente unos 1,3 millones de euros… casi nada. Sin embargo, esa no es la noticia, la noticia en cuestión es que el billete ganador lo compraron por error.

La compañía Oz Lotto, la cual vendía los boletos, explicó que las mujeres se alternaban la compra del boleto, una semana una; la siguiente la otra. Todo esto durante 20 años… y finalmente les tocó, pero no justamente a la que tenía que comprarlo esa misma semana.

A una de ellas se le olvidó que esa semana no le tocaba comprarlo, por lo tanto hizo lo que hubiese hecho cada semana, como de costumbre. Ese pequeño error se convirtió en el acierto más grande jamás hecho.

Es la primera vez que les toca el primer premio nacional, después de tanto tiempo jugando y apostando. «¡Hemos esperado tanto tiempo para una victoria como esta!». Hay personas que dicen que la suerte se trabaja día a día, en este caso, 20 años trabajados.





Al parecer, las dos amigas son también compañeras de trabajo, y guardan todo lo que han ganado durante el año para gastarlo en una buena comida navideña. Este año van a tener una buena comida, cena, e incluso podrían comprar el restaurante entero.

Han añadido también que no están seguras de en qué gastar el dinero, pero «ambas lo usaremos para disfrutar de nuestra jubilación y estoy segura de que lo compartiremos con nuestras familias».

A pesar de ganar este preciado premio, no lo podrán utilizar como ellas quisieran, ya que con la actual situación tendrán que esperar para ir a comer a algún lujoso restaurante, o también para irse de compras.

De momento tendrán que ahorrarlo, aunque no creemos que sea un gran problema en esta situación. Por lo menos, tendrán un gran incentivo a la hora de sobrellevar el confinamiento por el coronavirus. Habrá que esperar para festejar este gran error, con sus respectivas familias.

¿En qué os gastaríais el dinero después de la cuarentena? 





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos

.

.