El confinamiento se puede pasar de muchas formas, tomándotelo como un reto personal, o estando de brazos cruzados viendo los días pasar. La cuarentena puede servirte para darte cuenta y valorar muchas de las cosas que antes pasabas por alto y dabas por hechas. En esta ocasión, Daniel Lewis, decidió optar por la primera opción, utilizando este confinamiento para realizar un challenge durante un mes entero.

Aunque este desafío no es nada factible y, si te decides a hacerlo, prepárate para sufrir de lo lindo. Este chico se sumergió en nada más y nada menos que en realizar 500 flexiones durante 30 días. El resultado lo ha dejado plasmado en un vídeo para Youtube donde se ven las mejoras que ha ganado en este desafío extremo.

El estadounidense se inspiró en MattDoesFitness para hacer este reto, aunque en esta ocasión, lo que hizo Matt se quedó en nada comparándolo con Lewis. Matt hacía 100 flexiones todos los días y Lewis se veía confiado en superar con creces esas flexiones y decidió hacer 400 más que él.

Empecemos por el principio. Daniel Lewis no hacía las 500 repeticiones seguidas, ya que es prácticamente imposible. Lo que hacía era levantarse sobre las 7 de la mañana para hacer, al menos, 250 flexiones, y durante el día iba completando 250 más para así hacer las 500 que se propuso.

Como él dice: «No son 500 consecutivamente, pero sigue siendo muy desafiante». Por otro lado, comenta que «especialmente cuando alcanzas esa marca de 150 o 200 y solo te estás dando unos minutos para descansar, te viene la fatiga de una forma muy rápida».

Como se puede ver en su vídeo, Lewis tenía la esperanza de acostumbrar su músculo al estímulo de las 500 flexiones. Al parecer, llega a la conclusión que es imposible acostumbrarse. Al llegar al día 8 de su desafío, es claro y conciso: «No importa qué variación haga, toda la parte superior de mi cuerpo está agotada».



Al parecer, Daniel Lewis decidió, al cabo de unos días, compensar la tensión y el dolor provocado por las flexiones. Ese dolor, causado al no tener descanso muscular, necesario e imprescindible en todo tipo de entrenamiento, le provocó una gran sobrecarga, y como consecuencia, dolor.

«Creo que la cantidad de flexiones que hago todos los días no es saludable», dijo en mitad del challenge. «Mi pecho y mis tríceps están exhaustos».

Al final del desafío, se pudo ver una pequeña definición en su pecho y tríceps, aunque nada en comparación con el dolor que ha sufrido todos estos días. Finaliza diciendo que no es la manera más adecuada de desarrollar músculo. Sobre todo, no aconseja este tipo de desafíos, ya que crean mucho desgaste muscular.

«Definitivamente todavía siento las secuelas, me duelen los tríceps y el pecho… Si quieres desafiarte con un movimiento de peso corporal, te sugiero que hagas 100 flexiones, o quizás 150, 200 , algo un poco más modesto, no 500 «.

¿Creéis que podrías hacer 500 flexiones en un sólo día? Parece prácticamente imposible hacerlo una semana… como para hacerlo durante un mes.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mens Health

.

.