Es importante hacer bien nuestro trabajo. Ya no solo se trata de un tema de ‘productividad’; se trata también de un tema de realización personal: el trabajo bien hecho siempre resulta bastante más satisfactorio… y, el mal hecho, resulta de lo más frustrante. Aquí os dejaremos la prueba de ello:

1¿Alguien quiere una lata de maíz?

Porque yo sí quería una y todavía la estoy esperando…

2Debemos fijarnos en los detalles más pequeños

Debajo de la ‘L’ del gorro podemos ver cómo se oculta una ‘M’ de Mario… alguien está intentando falsificar figuritas.

3La hamburguesa a medio hacer

Esto es lo que pasa cuando pides una hamburguesa light… o todo o nada. Pero no esto.

.

.

.



4Hulk se ha hecho mechas

Y se ha pasado a carpintero… porque sino, no nos lo explicamos.

5Los lavabos de los hoteles

Esto es lo malo de pagar las cosas baratas… que luego salen caras.

.

.

.

6El material de sobras

Está bien que la gente no quiera desperdiciar cosas… pero hay mejores formas de hacerlo (al menos, que no hagan tanto daño a la vista).

7Alguien sufre de daltonismo…

Y creo que no se ha dado cuenta.

8El mismo de la puerta del lavabo

Es bastante complicado entender cómo alguien no tiene en cuenta estas cosas… pero lo cierto es que, como hemos podido ver en muchas otras publicaciones, es bastante más habitual de lo que podríamos esperar.

9¿Cómo se puede entrar?

Si os fijáis bien, el pomo de la puerta está por el interior… ¿dónde encuentra la gente a los arquitectos últimamente? Esto es algo digno de estudio.



.

.

.

10Ese zumo tiene que haber perdido todas las vitaminas…

Cuando ya empiezas el desayuno así, lo único que puedes esperar del resto del día es que la cosa no vaya bien… cosas del destino, amigo.

11Imposible lavarse las manos ahí

En estos momentos, es fundamental tener las manos siempre limpias… pero, si nos lo ponen así de difícil, lo cierto es que no se acabará nunca la cuarentena…

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Cuál es la que os ha resultado más molesta? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.

.

.

.