Ahora que estamos encerrados en nuestras casas, como podría parecer lógico, es cuando más ganas tenemos de coger un avión e irnos a la otra punta del mundo. Siempre queremos lo que no tenemos y, en este tipo de situaciones, esta sensación se multiplica por mil.

Pero no es oro todo lo que reluce.

Viajar tiene su parte negativa y, como podréis ver a continuación, esta es bastante más notable de lo que acostumbramos a pensar. Aquí os dejamos unas cuantas fotos que nos demuestran que, lo que pintaba como un ‘bonito viaje’, puede acabar convirtiéndose en un desastre:

1Su primer viaje a París

Después de años ahorrando para poder visitar la Ciudad del Amor, esto fue lo que se encontró: la Catedral de Notre Dame ardiendo.

2Más de 16 kilómetros de viaje a pie

Las cataratas de Havasupai son bastante más decepcionantes de lo que nos venden en las guías de turismo.

3La peor foto que se le puede sacar a la Torre de Pisa

Su amigo se pegó un viaje hasta Italia y, cuando llegó el momento de la verdad, la sacó sin que se notase la inclinación… ¿qué gracia tiene entonces?

4Un largo camino hasta el Gran Cañón




Horas y horas de travesía para que la neblina te lo arruine todo por completo… bueno, ya dicen aquello de que ‘menos da una piedra’.

5La luna de miel en París

Habían reservado un lugar especial en lo alto de la Torre Eiffel y, cuando llegaron arriba, estas fueron las vistas que se encontraron…

6El viaje hasta el Taj Mahal

Esta es otra de las pruebas que nos demuestran que la neblina no es la mejor amiga de las fotografías de viajes.

7La única foto que le sacaron en el Machu Picchu

Su padre, como se puede apreciar por la foto, no es el mejor fotógrafo que ha visto la humanidad.




8Doscientos kilómetros en bicicleta

Cuando llegó a su destino, le pidió a una mujer que pasaba que le sacase una foto… y este fue el resultado cuando la vio en su casa.

9El día que visitó la Gran Muralla China

Una prueba más de que la neblina es nuestra mayor enemiga a la hora de coger un avión.

10De visita por Nueva York

En esta ciudad, como podéis ver, la neblina es bastante más protagonista de lo que nos cuentan… disfrutar así de las vistas se hace bastante complicado (por no decir imposible).

11El maravilloso Golden Gate

Como puede apreciarse en la imagen, es uno de los puentes más maravillosos del mundo.

12Lo mismo le ha pasado a esta chica con el Monte Fuji, en Japón



Las 12 horas de vuelo han valido la pena… ¿verdad?

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Os ha pasado algo parecido en algunos de vuestros viajes? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Boredpanda.