El coronavirus ha afectado al mundo del deporte fuertemente sin excepción. Ha hecho que sea imposible disputar los campeonatos y las competiciones internacionales hasta nuevo aviso. La última competición por excelencia en echar el cierre han sido los JJ.OO, pospuestos para el año que viene.

A pesar de que los deportistas de élite viven en una burbuja durante el año, por todo el dineral que llegan a ganar gracias a sus contratos multimillonarios, esta vez les ha tocado bien de cerca.

Tenemos el caso del fútbol, la imposibilidad de que los clubes puedan seguir con sus respectivos campeonatos, hace que se replanteen los presupuestos salariales, calculados a principio de temporada. Esto es debido a la pérdida, en gran parte, de los ingresos televisivos y los patrocinadores.

Sin embargo, los clubes no tienen más remedio que reajustar los presupuestos si no quieren acabar arruinados a causa del COVID-19. Ayer mismo, el máximo representante de la plantilla del Futbol Club Barcelona, Leo Messi, dio un comunicado, mediante su Instagram, donde la plantilla hacía efectiva su rebaja salarial de un 70%, hasta que acabe la situación actual. «Nada volverá a ser como antes» dijo el actual presidente de la UEFA, Aleksander Ceferino.

Aunque muchos de los clubes europeos quieran retomar las competiciones a finales de mayo, se prevé imposible. Incluso la Eurocopa también ha sido aplazada para el año que viene para que las ligas puedan acabar esta temporada, aunque actualmente, parece imposible. Es más, ya se está hablando de qué algunas ligas europeas pueden dar carpetazo definitivo a la actual temporada.

A partir de este momento, ya no será nada igual. La burbuja en que vivían los futbolistas, iba a explotar tarde o temprano. No se podía mantener mucho más el poder pagar 100-150 millones de euros por un solo futbolista. De hecho, esto se acabará, y es más, los jugadores saben que a partir de esta crisis, sus salarios se verán afectados a una rebaja de 50% en muchos casos.





No sabemos que modelo adoptará el fútbol (el de la NBA es una opción)… Es muy pronto para saberlo. Lo que si se sabe ya, es que muchos jugadores que terminaban contrato este año, no van a poder renegociar sus contratos al alza.

A consecuencia de la bajada salarial y la falta de ingresos, el valor de mercado de algunos jugadores ha caído en picado, por ejemplo, Paul Pogba, que se tasaba anteriormente por unos 100 millones de euros, cayendo estrepitosamente a los 35 millones que es lo que vale ahora.

Para debatir todas estas decisiones que cambiarán el rumbo de fútbol mundial, la UEFA ha organizado una reunión telemática con 55 federaciones para poder poner puntos en común sobre la situación actual. En esta reunión se trabajará en una fecha para poder retomar las competiciones y las modificaciones de contratos.

Tiene pinta que nos estamos adentrando en una nueva época en el fútbol, desconocida por muchos, en el que la incertidumbre es la que está reinando actualmente. Esperemos que lo que no cambie es el espectáculo.





¿Qué creéis que ocurrirá a partir de ahora en el mundo del futbol, y en definitiva en el deporte en general? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Marca

.

.

.